Historias de solidaridad que mueven el mundo

En el marco de la creación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en 2005, la Asamblea General de las Naciones Unidas decide señalar el 20 de diciembre como Día Internacional de la solidaridad. Con este motivo queremos recuperar y recordaros algunas historias de solidaridad y altruismo, que hemos destacado durante el último año en nuestro blog Reenfocando Realidades.

Reenfocando Realidades es un proyecto que hace visibles realidades que no ocupan titulares en la prensa, pero que hablan de personas que poco a poco cambian la realidad de muchas personas. Su visibilización nos descubría diferentes realidades que a nuestros ojos estaban ocultas, pero a su vez son importantes y merece la pena conocerlas, porque esconden notables gestos de solidaridad.

Actos de solidaridad que cambian vidas

Durante este año hemos hablado de historias extraordinarias. Historias como la de  Vandana Shiva o Wangari Maathai,  dos mujeres separadas por miles de kilómetros, que han puesto su trabajo y corazón en la recuperación de un medio ambiente castigado por la mano del hombre. Historias como la de Sristi Bakshi,  que atravesó India para concienciar y movilizar a las comunidades contra la violencia de género en su país; o la de Taffan Ako Taha, que creó EmpowerHERment para apoyar a las mujeres víctimas de trata y explotación sexual.

Emprendimiento solidario

Hemos compartido preciosas iniciativas, que han nacido con el afán de ayudar a los refugiados, como Mezze, muchos más que un restaurante, que además de dar una oportunidad laboral a los que huyeron de Siria, facilitan el acercamiento entre culturas. O la fábrica de jabones tradicionales de Aleppo, que ha devuelto la esperanza y la autoestima a muchos sirios asentados en Turquía, cerca de la frontera con su país natal.

Hemos conocido a Kailash Satyarthi , que liberó a más de 80.000 niños del trabajo infantil en India; y a las abuelas de Sepur Zarco, que llevaron ante la justicia los crímenes que sufrió su comunidad maya q’eqchi, y que tras 35 años de lucha han conseguido que se haga justicia.

Son muchísimas las historias de solidaridad de las que hemos hablado en este blog, y es que da igual a qué escala actuemos. Lo importante es que la cooperación, el trabajo y la solidaridad, poco a poco, cambia el mundo, y lo hace a mejor. Todos podemos cambiar las cosas, porque muchos poquitos, pueden generar un gran cambio.

Con motivo de este Día Internacional de la Solidaridad os invitamos a que nos contéis en las redes qué es para vosotros la solidaridad. Podéis expresarlo con una frase, una foto o un vídeo, que representen esos pequeños gestos que construyen un mundo mejor. Puedes hacerlo en Facebook, Instagram o Twitter acompañándolo del hashtag #SolidaridadGlobal. ¡Esperamos tu aportación!