La Declaración Universal de Derechos Humanos cumple 70 años

Esta semana celebramos el 70 aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos. Este aniversario es motivo de celebración, pero también de reflexión, ya que, a pesar de haber sentado la base de unos derechos universales e inviolables, para garantizar una vida digna para todas las personas, seguimos viendo cada día casos de terribles violaciones de los mismos.

¿Cómo, cuándo y para qué se crea la Declaración Universal de Derechos Humanos?

Después de la Segunda Guerra Mundial, las ciudades de Europa y Asia estaban en ruinas. Millones de personas habían muerto, y se sufrían las consecuencias de graves crímenes contra la humanidad como el Holocausto.

En este marco, en 1948 la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, se dispuso a crear un documento que recogiera los derechos inherentes a todos los seres humanos, y que protegieran su integridad y dignidad.

Los países miembros de las Naciones Unidas se comprometieron a trabajar juntos para promover los 30 Artículos de los derechos humanos que, por primera vez en la historia, se habían reunido y sistematizado en un solo documento. En consecuencia, muchos de estos derechos, en diferentes formas, en la actualidad son parte de las leyes constitucionales de las naciones democráticas.

De esta manera, la Declaración Universal de Derechos Humanos nace con la aspiración de crear sociedades justas e igualitarias. Los Derechos Humanos protegen a los niños, a los ancianos, a los enfermos, a los que trabajan y a los que no, a las personas de cualquier raza, o religión. Nos protegen a todos. También a ti. Tenemos derecho a ser tratados justamente. En casa, en el trabajo, en la escuela. En cualquier lado. Y conocer tus derechos es la mejor manera de defenderlos. Por eso, os dejamos aquí una versión ilustrada para para que podáis leerla y compartirla con los más pequeños. 

A pesar de que los derechos humanos son inviolables, la realidad es que no siempre son respetados. En el 70 aniversario del documento más traducido de la historia, nos damos cuenta de que en muchas ocasiones estos derechos fundamentales han sido ignorados y pisoteados.
Es el caso de los niños de los niños que huyen de la violencia en la caravana de migrantes, hacia unos Estados Unidos que no quiere acogerlos. Pero todos tenemos derecho a circular libremente y elegir nuestra residencia dentro de un Estado. Todos tenemos derecho a buscar asilo y disfrutar de él en cualquier país.

Los niños víctimas de trata, forzados a trabajar tampoco tienen sus derechos garantizados. Las niñas obligadas a casarse y privadas de una educación, no tienen sus derechos garantizados. Los niños que viven una guerra ven amenazados unos derechos tan básicos como el derecho a la vida, la libertad y la seguridad.

Según Michel Forst, relator especial de la ONU, son más de 1000 los defensores de los derechos humanos que fueron asesinados entre 2015 y 2017.

Es necesario que todos los estados se comprometan a respetar los Derechos Humanos y a velar por ellos, por lo que, a pesar de los 70 años de vida de la Declaración de los Derechos Humanos, todavía queda mucho por avanzar al respecto.

Foto: Archivo ONU