Víctimas del conflicto armado en Colombia

Tras 52 años de guerra y de acuerdo con los datos de la Red Nacional de Información, la Unidad para las Víctimas ha registrado casi 8 millones de víctimas  en Colombia como consecuencia del conflicto armado. Con la incertidumbre sobre cómo se concretará el proceso paz, el presidente colombiano Juan Manuel Santos ha sido galardonado con el premio Nobel de la Paz 2016 en reconocimiento a sus esfuerzos por acabar con más de medio siglo de guerra interna en el país.

“Colombianos, este premio es de ustedes. Es por las víctimas – y para que no haya una sola víctima más, un solo muerto más – que debemos reconciliarnos y unirnos para culminar este proceso, y comenzar a construir una paz estable y duradera”, señaló Santos.

Hace una semana, el Estado colombiano acudió por primera vez al Comité contra las desapariciones forzadas de Naciones Unidas en Ginebra, para mantener un diálogo interactivo sobre el primer informe del cumplimiento de la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas, que el Estado había entregado en diciembre de 2014.

Durante el diálogo con el Comité, la delegación colombiana presentó información sobre los avances alcanzados en materia de búsqueda, identificación, restitución a los familiares, investigaciones y reparación de víctimas del delito de desaparición forzada en Colombia.

Pese al recocimiento de los esfuerzos puestos en marcha por el Estado colombiano, se puso de manifiesto la continuidad de la práctica de la desaparición forzada en Colombia, el sub-registro existente sobre la misma y la impunidad que caracteriza las investigaciones. El Gobierno colombiano reconoció deficiencias y obstáculos en la lucha contra las desapariciones forzadas y le pidió a la ONU que unifique el registro de víctimas y garantice el acceso a archivos confidenciales para las investigaciones.

En esta misma línea la Mesa de Trabajo Sobre Desaparición Forzada (MTDF) de la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos (CCEEU) que agrupa 17 organizaciones sociales de víctimas, derechos humanos y atención psicosocial, en un reciente comunicado espera que, “mediante la convocatoria de un Diálogo Nacional por la Paz incluyente y con participación de las organizaciones de víctimas y derechos humanos, se encuentre la solución política que requiere el país para salir de este impas y poder avanzar en la implementación del Acuerdo y con ella en una pronta creación de la Unidad Especial de Búsqueda de personas desaparecidas (UBPD)”.