“Hay que fortalecer la capacidad de autogestión del agua en Bolivia”

No es casualidad que en junio Bolivia, que acaba de presidir el Consejo de Seguridad de la ONU, pusiera sobre la mesa el problema de la escasez del agua y el cambio climático. El agua es clave para el crecimiento económico y la reducción de la pobreza y Bolivia es uno de los países más vulnerables a las consecuencias del calentamiento global. El año pasado sufrió su peor sequía: más de 400.000 personas se quedaron sin suministro durante semanas y en algunas zonas perdieron hasta el 90 % de las cosechas.

Sobre el tema hablamos con Carlos Crespo, sociólogo, experto en medio ambiente. y miembro de la Comisión para la Gestión Integral del Agua en Bolivia

-¿Cuál considera que es el principal problema relativo al agua en Bolivia?
Podríamos dividirlos en dos: los problemas naturales vinculados al cambio climático, y los vinculados a la intervención humana en términos de acceso, uso y disponibilidad del agua . Hay regiones que tienen graves problemas de acceso al agua vinculados a la escasez natural, agravada por esta intervención del hombre.
Más