Trump deja de separar a los niños de sus padres, pero sigue sin garantizar los derechos humanos de los migrantes

El Gobierno de Trump no deja de crear polémica. Desde que comenzó su campaña electoral, antes de ser elegido, nunca escondió su intención de acabar con la inmigración ilegal en Estados Unidos. Sin embargo, las medidas que ha aplicado en los últimos meses, separando a los niños migrantes de sus padres, y dejándoles desprotegidos y sin una atención adecuada, supone una violación de los derechos del niño. Más