Sin la mujer no hay desarrollo

Serie En Directo desde Guatemala
Por Gabriel Díaz, Responsable de Publicaciones en Global Humanitaria

¿Cómo es posible que hayan pasado más de cinco siglos desde la colonización española y que en países como Guatemala siga hablándose de la misma como si hubiese ocurrido ayer? Durante mi estancia en Guatemala he tenido la posibilidad de conversar con indígenas, mestizos, extranjeros, ciudadanos de a pie y gobernantes, y no parece ser rencor lo que surge al hablar del legado dejado por España, sino la constatación de hechos que son incuestionables. Repasemos algunos ejemplos.

La herencia de los reyes católicos, un machismo tenaz continuado por muchos gobiernos locales, elegidos democráticamente y la violencia impuesta por golpes de Estado y la guerra civil, ha marcado a fuego la vida de las comunidades campesinas e indígenas del Petén, generaciones nietas o bisnietas de los mayas. Así nos lo deja claro Petrona Chub, de 38 años, una de esas mujeres que debió tomar coraje contra todo pronóstico, cuando todo parecía estar dictado de antemano: criar hijos, limpiar, cocinar y callar. Más