Alejar del trabajo infantil a los niños que viven en conflictos y catástrofes

Una parte importante de los 168 millones de niños involucrados en el trabajo infantil viven en zonas afectadas por conflictos y catástrofes. Una gran parte de ellos forman parte de los 21 millones de niños que trabajan en trabajos forzados o en régimen de esclavitud.

Cuando se produce una situación de catástrofe humanitaria, debido a causas naturales o humanas, los niños y niñas son sus primeras víctimas, y la educación una de sus primeros derechos que se ve conculcado. Las escuelas quedan destruidas o se interrumpen los transportes para llegar a ellas. Cuando muchos de estos niños se convierten en desplazados internos o en refugiados en otros países, aumenta su vulnerabilidad a la trata y al trabajo infantil.

Este año, la Organización Internacional del Trabajo dedica el Día mundial contra el trabajo infantil al impacto de los conflictos y catástrofes en el trabajo infantil.

Más