Celebrar el consumo o celebrar la vida

Ya han pasado la Noche Blanca, el Black Friday y el Ciber Monday. Después de las manifestaciones del consumismo puro y duro llegará el consumo asociado a las efemérides vinculadas al calendario cristiano y al paso del año. Y después todavía  el Blue Monday.

Efemérides de este tipo dejan al descubierto cuán proclives somos, como sociedad, al consumo, y también la facilidad con la que es posible manipular al consumidor para provocar compras compulsivas en las que, en muchos casos, no existen descuentos reales en el precio e compra, tal como ha revelado la OCU. En 2016, de promedio,  se detectó una subida del 2% en el precio de la media de productos.

Más