Perú: el 78% de los niños indígenas vive en la pobreza

De acuerdo con datos del último censo nacional realizado en Perú, más de 4 millones de personas aprendieron una lengua indígena en distintas regiones del país. Esto indica que, teniendo a la lengua materna como referente, el 16% de la población total del país forma parte de pueblos indígenas.

Un informe publicado por UNICEF revela “que los niños y las niñas que pertenecen a los grupos étnicos de la Amazonía viven en peores condiciones y cuentan con menos oportunidades de desarrollo, en comparación con los que tienen como lengua materna el quechua y el aymara”.

La desventaja es aún más notoria con respecto a los niños que no son indígenas, es decir aquellos que aprendieron a hablar el castellano.

La publicación identifica características de la población indígena (el 16% de la población nacional) y de los distintos grupos étnicos que la conforman: quechuas (83% de la población indígena), aymaras (11%) y amazónicos (6%), según recoge el Fondo de Desarrollo de la Educación Peruana.

El 78% de niños indígenas vive en situación de pobreza frente al 40% de los que tienen al castellano como lengua materna. Entre los pueblos de la Amazonia, la pobreza entre niños indígenas llega al 86% y la pobreza extrema ronda el 49%.

En el área de la salud, aparece un dato que llama la atención: el 79% de los niños indígenas de entre 3 y 5 años se encuentra afiliado a un seguro de salud, un porcentaje superior al 60% correspondiente a niños no indígenas. Asimismo, UNICEF señala que el 40% de las adolescentes de las comunidades amazónicas, como la asháninka, tiene por lo menos un hijo.

El informe llama la atención sobre la escasa cobertura de la Educación Intercultural Bilingüe (EIB) por parte del Estado, área de intervención de Global Humanitaria.

“Del total de estudiantes de educación primaria pública que tienen una lengua materna originaria, sólo el 38% asistió a una institución educativa de EIB”. Y añade que existe un gran déficit de docentes preparados para trabajar en estas instituciones, así como problemas de infraestructuras y servicios: más de la mitad de estos centros no cuenta con electricidad, agua, y desagüe conectados a la red pública.

Entre los niños y niñas asháninkas menores de un año (entre otras comunidades amazónicas) el 44% no cuenta con partida de nacimiento, lo que constituye “un importante problema en estas comunidades”, añade.

Imagen: Joaquín Sancho