Relato sobre la violencia hacia las niñas y mujeres en Nicaragua

Por Omar Treminio, director de Global Humanitaria en Nicaragua

Flor recién había cumplido 8 años cuando el empobrecimiento de la familia llevó a su hermana mayor, de 10 años, a trabajar en las tareas de la casa de una vecina, en San Carlos, al sur del país. Una tarde, mientras Flor la visitaba, sus ojos fueron cubiertos con una manta, atados sus brazos y fue amenazada de muerte si decía algo. El “señor de la casa” aprovechó la ocasión para violarla, de lo cual su hermana  ya había sido víctima. El “señor de la casa” (como lo llamó Flor) es de profesión periodista, de aproximadamente 40 años.

Bajo amenaza, Flor decidió hablar con una señora vecina por miedo y dolor y no contarle nada a su mamá. Entonces la vecina acudió al juzgado de la localidad informando al juez de lo que sabía, pidiéndole que le hicieran el análisis médico del caso. El análisis fue practicado a las dos niñas y en ambos casos el dictamen del médico forense concluyó lo mismo: ambas habían sido violadas.

Enterada del dictamen médico-legal, la vecina recordó que algunas niñas pasaban vendiendo tortillas por la casa del victimario y pidió a la policía que investigaran. El temor de la señora se confirmó, cuando la policía capturó “al señor de la casa” tratando de abusar de una de las niñas que vendía aquellas tortillas. Las 3 niñas vendedoras de tortillas fueron sometidas a los exámenes médicos para determinar si habían sido violadas, lo cual fue confirmado.

El violador fue enjuiciado y condenado a 15 años de cárcel. Flor, su hermana y las otras 3 niñas fueron sometidas a tratamiento psicológico. La hermana de Flor se inició en el consumo de alcohol y tabaco mientras recibía las terapias, en tanto Flor acaba de cumplir 16 años y ha descubierto que está embarazada.

No son las únicas víctimas

De acuerdo con el Instituto de Medicina Legal de Nicaragua, en diciembre de 2013 se investigaron 279 casos de violencia sexual donde las víctimas fueron niñas y adolescentes comprendidos entre los 0 y 17 años. De estos hechos 182 recayeron sobre niñas entre 0 y 13 años, lo que coloca a este grupo etario como el más vulnerable a este tipo de delito.

Un análisis elaborado por la ONG nicaragüense “Católicas por el Derecho a Decidir”, señala que según los datos reportados por el Instituto de Medicina Legal, en el primer semestre de 2013, dicha institución realizó 2.902  peritajes por violencia sexual. Del total de estos peritajes, el 84.6%  (2.455 casos) fue practicado a niñas y adolescentes menores de 14 años.

Imagen: “A diario violan a una niña en Nicaragua” (2013). Periódico La prensa.