Navidad sin despilfarro de alimentos

Se acerca la Navidad, tiempo para reunirse y compartir, pero también como cada año, se vivirán momentos de excesos, despilfarro y desperdicio de alimentos. Datos intolerables teniendo en cuenta que uno de cada cinco hogares en España vive bajo el umbral de pobreza como destaca la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social. A finales del pasado mes de noviembre la Comisión Europea  puso en marcha la Plataforma de la UE contra la Pérdida y Desperdicio de Alimentos para reducir el volumen de comida que acaba en la basura. 

Según sus datos, en la Unión Europea se desperdician al año unos 88 millones de toneladas de alimentos. Esto equivale al 20% de la producción alimentaria total y supone un coste de 143.000 millones de euros. El desperdicio se genera en toda la cadena: la producción, la distribución y el consumo de alimentos. España es el séptimo país europeo donde más alimentos se desperdician.

La “solución” debe abordarse con la implicación de todas las partes: empresas productoras, transporte, suministros, ongs  y asociaciones, organismos gubernamentales, supermercados y tiendas, restaurantes y empresas hosteleras, intermediarios y consumidores.  Impulsados por la organización Stop Spild Af Mad, esta parece que ha sido la clave del éxito de Dinamarca, país que en unos años ha logrado reducir en un 25% el despilfarro de alimentos.

Vídeo: “The Extraordinary Life and Times of Strawberry”, campaña del Ayuntamiento de Nueva York contra el desfilparro de alimentos.

¿Qué podemos hacer?

Como consumidores podemos hacer una buena previsión para realizar una compra más racional de lo que efectivamente necesitamos y vamos a consumir en realidad, sin hacer acopio de enormes cantidades que terminarán en la basura. En España existen numerosas iniciativas, campañas, acciones e información sobre  donaciones y aprovechamiento de alimentos. Estas son algunas de ellas: