Mes de las mujeres. Candelaria, activista guatemalteca

EN PRIMERA PERSONA*

“Mi comunidad se ha construido con sentido de solidaridad mutua”

Me llamo Candelaria Antonia Martínez, tengo 40 años, vivo junto con mis 3 hijas y mi pareja. Pertenezco a la Cooperativa Nuevo Horizonte, localizada en el kilómetro 443 de la carretera central de Petén (norte del país) hacia ciudad Guatemala, en el municipio de Santa Ana. Actualmente soy representante de organizaciones de mujeres  ante el Consejo de Desarrollo Departamental de Petén (CODEDE); por otra parte formo parte de la red de mujeres de Petén por medio del grupo de promotoras de educación popular “Dejando Huellas”.

La Cooperativa Nuevo Horizonte a la cual pertenezco se constituyó como resultado de los Acuerdos de Paz (1996), como una manera de reconstruir el tejido social roto a consecuencia de los años que duró el conflicto armado y del que somos sobrevivientes.

Aquí las actividades en el campo normalmente dan inicio a las 5 de la mañana. En mi caso, independientemente de las tareas tradicionales de la casa, atiendo visitas a las comunidades en donde se realizan talleres de formación a ‘lideresas’ y por mi representación ante el Consejo asisto a reuniones de trabajo y coordinaciones múltiples.

Mi hogar dispone de las condiciones básicas para vivir y atender a la familia, el entorno es seguro por habitar en una comunidad distinta, que se ha construido por personas con un mismo objetivo y sentido de solidaridad mutua. Celebramos el aniversario de asentamiento de la comunidad y se conmemora el día internacional de la mujer y el de la no violencia contra las mujeres, el 25 de noviembre. Soy consciente de lo que se ha logrado por medio de múltiples esfuerzos y luchas de mujeres en distintos países.

Me preocupan la inseguridad y la violencia permanente; la pobreza, la poca atención a la educación y a la salud, que afecta principalmente a las mujeres. Por otro lado, me alegra que a pesar de tantas incertidumbres surjan organizaciones de mujeres dispuestas a luchar por mejorar sus condiciones de vida y de sus familias. En comparación con otras comunidades u organizaciones, aquí,  a las mujeres se nos ha permitido la participación en todos los ámbitos, liderazgo y beneficiarias de la tierra y en la cooperativa.

*Con la colaboración de Gladys Paz y Elder Chitay, directora y coordinador de Global Humanitaria Guatemala.