Por los derechos de las personas refugiadas: Venid ya

Dos cifras en un marcador: Una, estática, es el número de personas refugiadas que el Estado Español, en el marco de dos cumbres europeas en 2015, se comprometió a acoger: son 17.337. La otra, una cuenta atrás en días,  horas, minutos y segundos, que llegará al 0 el día 26 de septiembre de 2017, y que es el plazo en el que todas ellas tendrían que haber llegado.

A pesar de las campañas, movilizaciones y del respaldo de una gran parte de la ciudadanía, el Gobierno español no está cumpliendo sus compromisos y en julio de 2017 solo había acogido a un 7,5% de los refugiados. Y como respuesta de la ciudadanía surge la campaña Venid Ya, la campaña de presión para la acogida de las personas refugiadas.

El compromiso de la Unión Europea

En 2015, la Comisión Europea hizo una propuesta para hacer frente a la crisis de refugiados, diseñando dos programas complementarios. Por un lado, el de reasentamiento, por el que los Estados Miembros debían acogerían a más de 22.000 personas que están fuera de la UE, en lugares como Líbano, Jordania o Turquía, y que ya contaban con el estatuto de refugiadas.

Entre julio y septiembre de 2016, a este acuerdo se sumó otro de reubicación de los refugiados que estaban en Hungría, Grecia e Italia. Los países de la Unión Europea, con el voto contrario de Hungría, República Checa, Eslovaquia y Rumanía, acordaron en septiembre de 2015 el reparto de 40.000 refugiados en julio y de 120.000 más en septiembre. (22.000 + 40.000 + 120.000), con lo que se llega a un total de que sobrepasa las 180.000 personas.

El compromiso de España

Durante 2016, cada minuto, 20 personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares como consecuencia de la violencia y los conflictos pero también de la persecución y las violaciones de los Derechos Humanos durante 2016. En el mundo hay 21,3 millones de personas refugiadas que han huido de sus casas por culpa de un conflicto.

En virtud de los acuerdos de reasentamiento y reubicación de la UE, el Estado Español se comprometió a acoger a 17.337 personas refugiadas. Hasta principios de julio de 2017, y a falta de menos de 3 meses para que expire el plazo, faltan por llegar casi todas; el 92,5%.

Las más de 255 organizaciones y entidades públicas y privadas adheridas a la campaña destacan que, desde el anuncio del compromiso del Estado español y durante los 18 primeros meses de ese plazo, habían llegado un equivalente de 2 personas por día, mientras que en el periodo en el que se ha estado gestando este marcador, desde el 24 de febrero, la cifra se ha incrementado en un 33,65%. La presión funciona.

Junto al objetivo de presionar a los poderes públicos, la campaña también permite poner en cuestión algunos de los mitos y falsos rumores relativos a las personas refugiadas, que dificultan la construcción de la solidaridad de acogida en los países receptores.

  • Que España o Europa estamos viviendo una crisis de refugiados: porque las cerca de 500.000 personas que han entrado en Europa en los últimos años no representan más que un 0,1% del total de la población europea. En comparación con este dato, las personas refugiadas que han acogido países como Jordania o Líbano no superan el 20% de su población.
  • No hay efecto llamada por acoger refugiados, lo que hay es un efecto huida, de la guerra y de la destrucción. Todas las personas que han llegado están deseando volver a su país en cuanto la paz lo permita, y lo que se exige al Estado es el cumplimiento de las obligaciones legales para hacer efectivo el derecho al refugio recogido en numerosos tratados internacionales.

Imagen: Venid Ya (Pablo Tosco)