Infancia y pobreza, estado mundial

En 2015, alrededor de 1 millón de niños murieron por causas prevenibles como la diarrea y la neumonía, que siguen siendo las principales causas de muerte en África meridional, Asia meridional y África occidental y central.  A pesar de los recursos de que disponemos en el planeta,  infancia y pobreza siguen unidos de manera perversa y no solo en los países pobres.

Así lo revela el  último informe de Unicef sobre el  Estado Mundial de la Infancia: los niños de África subsahariana y de Asia meridional siguen siendo los  más desamparados. El año pasado más del 80% de la mayoría de las muertes infantiles ocurrieron en estas dos zonas. Además, en África subsahariana 247 millones de niños (2 de cada 3) no disponen de lo necesario para sobrevivir.  Además de la salud, el informe hace un  repaso por los indicadores  más significativos que afectan  al desarrollo de los niños,  como la educación, la equidad  y, en conjunto, la pobreza.

Educación

A pesar de los esfuerzos por proteger y ampliar el derecho a la educación, desde 2011, la cifra mundial de niños y niñas que no asisten a la escuela se ha incrementado: unos 124 millones de niños no acceden a educación primaria y secundaria.

Más de la mitad de los niños que no van a la escuela están en África subsahariana. A esto hay que añadir que el 38% de los niños salen de la escuela primaria sin aprender a leer, escribir y hacer cálculos aritméticos simples.

Desigualdad

Según recoge el informe, uno de los graves problemas que fomentan la desigualdad son los matrimonios forzosos. Aunque la cifra está disminuyendo, cada año cerca de 15 millones de niñas contraen matrimonio antes de cumplir los 18 años.

Estas niñas quedan en una situación muy vulnerable, ya que no sólo pierden su infancia e interrumpen su educación, sino que comienzan a tener hijos muy pronto, poniendo en riesgo su salud y la de sus bebé.  Las complicaciones durante el embarazo y el parto son la segunda causa más importante de muerte en las niñas de entre 15 y 19 años. Y los bebés que nacen de madres menores de 20 años tienen 1,5 más probabilidades de morir durante los primeros 28 días de vida que los bebés que nacen de madres en la veintena o la treintena.

BLOG-INFANCIA-Y-POBREZA

España

En el caso de los países en desarrollo se ha demostrado que son claves las intervenciones integrales que abarquen todos los sectores como la nutrición, la salud, el agua, el saneamiento y las prácticas de higiene. Con frecuencia se implementan a partir de proyectos de organizaciones no gubernamentales y con suerte las instituciones públicas acaban colaborando incorporando determinados planes para mejorar el desarrollo de su población.

¿Pero qué sucede en el resto de países? En España los niños también se encuentran entre los colectivos más vulnerables. En 2015 la tasa de riesgo de pobreza o exclusión social de los niños fue del 34,4%. Y alcanzó al 60,3%. en el caso de los hijos de padres inmigrantes.

El año pasado, la tasa de abandono escolar en nuestro país  fue del 20%, muy por encima de la media de los países de la UE, que se sitúa en torno al 11%. Además, la tasa de abandono es más alta en los niños que en las niñas (24% frente a 15,8% en las niñas).
La inversión en educación se ha reducido en 5.000 millones de euros anuales respecto a 2009, y la inversión en protección social de los niños y sus familias, en 2.700 millones de euros.( puedes acceder a estos datos y otros sobre la situación de la infancia en nuestro país desde aquí )

El comité español de Unicef, autor del informe, insiste en alcanzar un Pacto por la Infancia y en la importancia de elaborar un plan para defender sus derechos , para reducir la  desigualdad y que llegue a los niños más vulnerables de España.

Imagen: En la India, las niñas  siguen siendo uno de los colectivos más vulnerables:  además de los feminicidios, dejan antes la escuela y contraen matrimonios forzosos antes de su mayoría de edad. (Global Humanitaria)