India, el cuarto país más peligroso del mundo para las mujeres (I)

En esta entrega compartimos con vosotros el primero de tres reportes sobre la situación de las niñas y mujeres en la India. Conoceremos de primera mano estadísticas, reflexiones y reacciones tanto del gobierno como de la sociedad civil frente a una realidad alarmante.

Desde Calcuta, Uttara Ray, responsable de proyectos de Global Humanitaria/BSSK

La imagen internacional de la India está comúnmente vinculada a sus resultados económicos. Y de hecho se ha agrupado con China, Rusia y Brasil como una de las economías emergentes en un bloque conocido como BRIC. Sin embargo, una encuesta realizada por la Fundación Thomson Reuters indica que la India es el cuarto lugar más peligroso del mundo para las mujeres, independientemente de la clase , la casta o la religión a la que pertenezcan (según este estudio, el primer lugar lo ocupa Afganistán).

La violencia contra las mujeres es un asunto que abarca los derechos humanos, la salud pública; es la violación más opresiva y generalizada de los derechos de las mujeres y un impedimento para el logro de la igualdad, así como la promoción del desarrollo y la paz.

Cada día, miles de mujeres y niñas son abusadas y asesinadas. Según el escritora y activista Rita Banerjee, en el lapso de tres generaciones 50 millones de mujeres han muerto, han sido “aniquiladas” por las diferentes formas de violencia ejercidas sistemáticamente contra sus vidas.

El Código Penal de la India tipifica múltiples formas de violencia contra las mujeres, que incluyen la violación , el secuestro, el homicidio por la dote, la tortura, el abuso sexual , el acoso sexual, y la comercialización de niñas. Por su parte, el Instituto Nacional de Estadísticas muestra que los crímenes contra las mujeres aumentaron en un 7,1% a nivel nacional desde 2010 .

Los secuestros han aumentado en un 19%, mientras que el número de mujeres víctimas de la trata son también altos , y un informe de 2012 publicado por la Fundación Asia señala que el 90% del tráfico de personas ocurre dentro de las fronteras nacionales. La violencia contra las mujeres es perpetrada por extraños, por agentes del Estado, cónyuges y familiares, lo cual es muy habitual en la India.

Los investigadores de esta Fundación estiman que entre 25.000 y 100.000 mujeres mueren al año en litigios sobre la dote, muchas son quemadas vivas. Otros delitos que incluyen el término “eve – teasing ” o acoso y abucheos e insinuaciones sexuales contra las mujeres en lugares públicos (calles , el transporte, las salas de cine), así como la violación de menores y mujeres en los pueblos tribales, a menudo no se denuncian y no registrados .

La desigualdad de género sigue siendo un mal generalizado en todo el país y las mujeres indígenas enfrentan a diario múltiples formas de discriminación. El Foro Económico de 2012 y el Global Gender Gap Report , que evalúa la brecha entre hombres y mujeres, sitúa a la India en el puesto 105 sobre un total de 135 países.

Imagen: Juan Díaz/ Global Humanitaria