Degradación ambiental y pobreza en Perú

“Aparte de sus obvios efectos sobre el medioambiente y la calidad de vida en general, la degradación ambiental también tiene un impacto regresivo sobre la distribución del ingreso y la riqueza, es decir, afecta más a los pobres que a los ricos”. Así lo indica un informe presentado en Perú sobre los efectos de la industria minera, un sector que representa el 55% de las exportaciones del país sudamericano.

Señala el informe que el impacto de la contaminación atmosférica urbana es mucho más agudo en los pobres que en los que no lo son, de hecho es entre 75% y 300% mayor para los pobres que para los no pobres. Asimismo, la incidencia de las enfermedades transmitidas por la contaminación del agua es tres veces más altos en la población pobre que en la no pobre.

“La adopción inmediata de medidas de mitigación y de adaptación al cambio climático en el Perú es rentable no solo desde el punto de vista social, de sostenibilidad ambiental y del bienestar de las futuras generaciones de peruanos –y del mundo en realidad, ya que este es un problema que trasciende largamente las fronteras nacionales–, sino también desde el punto de vista estrictamente financiero”, indica este trabajo presentado por la ONG InterAcción.

En ese sentido Perú juega un rol esencial: su territorio posee la cuarta mayor área de bosques tropicales del mundo, y estos absorben y retienen las emisiones de carbono. Los expertos consideran que es primordial analizar la relación entre las industrias extractivas –especialmente la minería– y el cambio climático en el Perú, por el alto riesgo de incremento de inundaciones, erosión, periodos de calor extremo e incidencia de enfermedades.

Según el informe, la industria minera global es “muy consciente” de los riesgos que el cambio climático supone para sus actividades, por lo cual ha desarrollado un marco de análisis de los mismos, así como un esquema metodológico para la adopción de medidas de adaptación frente a los potenciales impactos de este fenómeno. Lo cierto es que, en los hechos, el impacto que provocan evidencia que aún están lejos de cumplirse los compromisos planteados.

“En el caso del agua contaminada los daños son 10 veces mayores en los pobres que en los no pobres”. Definitivamente, dice el informe, Perú no se encuentra bien ubicado a nivel mundial en materia de desempeño ambiental.

Imagen: Albamovimiento.