Empoderamiento real para las mujeres

La CEDAW es la convención adoptada por Naciones Unidad en 1979, en la que los 187 Estados que la han ratificado -entre ellos España- condenan la discriminación contra la mujer en todas sus formas. En España, la Plataforma CEDAW Sombra aglutina a diversas organizaciones y para lograr sus objetivos elaboran el Informe Sombra, una herramienta de monitoreo y vigilancia del obligado cumplimiento por parte de los gobiernos de garantizar y proteger los derechos humanos de las mujeres.

Laura García Guardado, Coordinadora del Área de Violencia de Género de la Asociación Por Ti Mujer, nos habla en este post de los obstáculos para alcanzar el empoderamiento real de las mujeres.

En nuestro país, son muchos los retos a los que nos enfrentamos para conseguir la igualdad de género. Es absolutamente necesaria la implementación de una educación basada en la igualdad, la pluralidad y la diversidad, que se dé un reconocimiento social y económico del trabajo de las mujeres en el ámbito doméstico, acabar con los obstáculos que desde las empresas impiden la conciliación familiar y la corresponsabilidad llevando a un reparto equitativo de las tareas del hogar.

También es un obstáculo la falta de inversión por parte de los gobiernos en igualdad ante la falsa idea de que no les sería rentable y es necesario implementar los permisos iguales e intransferibles por maternidad, paternidad o adopción.

“Se hace necesaria como medida urgente, una nueva metodología que permita visibilizar las desigualdades entre mujeres y hombres, incluyendo la perspectiva de género en la intervención social para conseguir superar estas brechas”.

Sin las mujeres en los  espacios de toma de decisiones políticas, sociales, culturales, en la dirección de empresas, en el liderazgo de movimientos sociales, es muy difícil incluir en las agendas de las políticas públicas la igualdad.  Esto impide nuestro pleno desarrollo mientras otros sigan decidiendo por nosotras, para nosotras y sobre nuestras vidas y nuestros cuerpos, con todas las desigualdades que todo esto potencia. Además de no garantizar la transversalización de género en todas esas decisiones, ni se tome en cuenta la diversidad, solicitamos una participación real, una paridad que nos garantice la diversidad de opiniones y la pluralidad.

Acabar con los estereotipos

El arquetipo femenino de las mujeres virtuosas en el hogar sigue vigente en nuestro siglo. Los Medios de Comunicación no respetando su código deontológico y a través de la publicidad sexista, de programas que muestran el cuerpo de las mujeres como objeto sexual, de la exaltación de la sexualidad de las niñas, la hipersexualización, que esto es algo que me parece tremendamente cruel, en tanto que es violencia de género contra ellas y que les hace ir asumiendo con normalidad su condición de objetos sexuales.

Con todo ello lanzan mensajes machistas a la juventud, que interiorizan y normalizan conductas que están provocando un despunte alarmante de la violencia de género entre chicos y chicas cada vez a más temprana edad.

Como dice nuestra querida Marcela Lagarde de los Ríos “El empoderamiento es un camino efectivo y sólido de las mujeres para salir de sus cautiverios y eliminar los cautiverios que enajenan a las mujeres como género”.

Las violencias contra las mujeres se sustentan en las desigualdades heredadas y asumidas acríticamente generación tras generación a través de la cultura por medio de la educación, por lo tanto están tan interiorizadas y normalizadas que de ahí deriva su peligro.

Las mujeres triste y lamentablemente seguimos siendo noticia cuando se abordan temáticas específicas como, entre otras, el 8 de marzo Día Internacional de la Mujer, tratados en la inmensa mayoría de ocasiones de forma descriptiva y anecdótica sin profundizar en las causas de las mismas y en sus consecuencias, no ofreciendo las posibles soluciones para erradicar estas desigualdades y violencias.

————————————————————

Laura García / Asociación Por Ti Mujer

Laura García / Asociación Por Ti Mujer

Laura García Guardado es Coordinadora del Área de Violencia de Género de la Asociación Por Ti Mujer. Su prioridad es diseñar estrategias viables inmersas en proyectos que conlleven al enriquecimiento educativo y a la autogestión del empleo, logrando que las mujeres sean proactivas (emprendedoras) de trabajo o incorporándose al mercado laboral de acuerdo a su potencial, en empresas que optimicen la calidad de vida personal y familiar. Favorecen este proceso a través del proyecto desarrollado dentro del marco de Formación y Empleo en el ámbito de la Comunidad Valenciana “Escuela de Empoderamiento”.