El matrimonio infantil, en Twitter

Con motivo del Día Internacional del Niño Africano que se celebra cada 16 de junio,  la cuenta de Unicef en twitter recogió la experiencia de  5 jóvenes de Chad, Níger, Sierra Leona, Somalia y Uganda, sobre el matrimonio infantil. Dos de ellas están casadas aun  y se han convertido  en activistas y defensoras de los derechos de las niñas. 

Según Unicef,  15 millones de niñas son obligadas a casarse cada año. En total calcula que más de 700 millones de mujeres se casaron siendo niñas, una de cada tres antes de los 15 años.  Los países de África subsahariana, en muchos casos  zonas de conflicto, tienen el porcentaje de matrimonio infantil más alto del mundo, con un 40% de menores de 18 años casadas.

La pobreza, la desigualdad y la discriminación que generan los roles de las mujeres y las niñas en la familia y la sociedad están en el origen de los matrimonios infantiles. Este priva a las niñas de mantenerse en la escuela y puede causar un gran impacto en sus vidas tanto psíquico como físico: el embarazo precoz es la segunda causa de muerte en esa franja de edad.

Las niñas más vulnerables, las de Bangladesh
Bangladesh presenta el índice más elevado de matrimonio infantil de menores de 15 años en todo el mundo: el 29% contrae matrimonio antes de esa edad (UNICEF). Para Human Rights Watch ( Marry Before Your House is Swept Away: Child Marriage in Bangladesh, informe publicado el 9 de junio) es un fenómeno endémico en el país,  donde  a la pobreza, la falta de acceso a educación, las presiones sociales y la dote, se añaden los desastres naturales que hacen más vulnerables a las niñas a medida que sus familias son arrastradas a situaciones de pobreza.

Entre sus consecuencias, además de los peligros de un embarazo precoz, están también el abandono y violencia doméstica por parte de cónyuges y familiares políticos. Según constata la OMS, cada año u 1 millón de niñas menores de 15 años dan a luz cada año y  unos 3 millones  de entre 15  y 19 años se someten a abortos peligrosos. Los bebés de madres adolescentes se enfrentan a un riesgo considerablemente superior de morir que los nacidos de mujeres de 20 a 24 años.

Promover la igualdad de género, el acceso a la educación de las niñas pueden ser parte de una solución que sobre todo espera medidas legales y reales de protección a la infancia  en una sociedad en el que ser niña todavía significa ser ciudadano de segunda.

*El Día del Niño Africano se celebra el 16 de junio desde 1991, para conmemorar el valor de los escolares que participaron en la protesta por el derecho a una educación de calidad en 1976, en Soweto, Sudáfrica.

Imagen: Global Humanitaria/Juan Díaz