Construir la solidaridad frente a los prejuicios

Este 2016 termina con dos situaciones que expresan los límites de la solidaridad humana. Los crímenes de la guerra civil en Siria que nadie ha querido detener, con el vergonzante asedio y masacre de la población civil en Alepo. Al mismo tiempo, más personas que nunca han muerto en el Mediterráneo intentando huir de la guerra: más de 5.000, según las últimas estimaciones de la Organización Internacional para las Migraciones.

Un estudio reciente para la Fundación Por Causa ha revelado que el 61,3% de la población española se muestra a favor de crear mecanismos para que los migrantes puedan llegar a la Unión Europea de forma segura, afirmación en la que coinciden la mayoría de los votantes de todos los partidos políticos. La misma encuesta revelo que un 84,8 por ciento de la población ve de manera positiva a los inmigrantes, y ello pese a que persisten los prejuicios contra este colectivo principalmente relacionados con el uso de los servicios públicos o su aportación al empleo.

Tal como ha alertado Naciones Unidas “La discriminación y el prejuicio continúan siendo importantes obstáculos a la construcción de sociedades inclusivas”, Pero es posible construir la solidaridad, como demuestra la evolución en positivo de la opinión de la sociedad española con respecto a la percepción de la migración y los derechos de las personas migrantes. En 2014 el estudio monográfico sobre inmigración del Centro de Investigaciones Sociológicas, arrojó el dato que más del 70% de los españoles juzgaron ‘elevado’ o ‘excesivo’ el número de inmigrantes que en España.

El incremento de voto de opciones xenófobas en Europa, el Brexit o la victoria de Donald Trump son el resultado de un cóctel en el que confluye, por un lado, la tradición cultural que discrimina entre ‘nosotros’ y ‘ellos’. Pero que cristaliza como voto protesta la cesión de los poderes públicos a las políticas de austeridad y el reparto social de las pérdidas de la crisis. Un número creciente de personas se sienten abandonadas por las políticas de gobiernos que llevan a un aumento de las desigualdades y la pobreza.

Con el objetivo de contrarrestar los estereotipos negativos, los tópicos y los falsos rumores que circulan sobre la inmigración y la diversidad cultural, y que dificultan la interacción y la convivencia y pueden derivar en actitudes discriminatorias y racistas, existen varias asociaciones, proyectos y redes que luchan para identificarlos y combatirlos, entre los cuales:

¿Conoces otros proyectos que contribuyan a frenar los estereotipos y prejuicios sobre inmigración o refugiados y ayudan a construir la solidaridad? Puedes aportarlos en los comentarios del post.

La imagen “Deportados” es de Osvaldo Montero para www.kilometrocero.cl/2010/09/inmigrantes-sin-piso/ en Flickr