Competencias para la alfabetización digital

Imaginemos que no podemos llenar un formulario en el hospital, votar en unas elecciones, tomar el metro adecuado o enviar un mensaje a un ser querido para decirle que estamos bien porque no sabemos leer. Pues esa es, todavía, la realidad de una de cada diez personas hoy. Cerca de 750 millones de adultos (el 57% de ellos mujeres) y unos 264 millones de niños y jóvenes no reciben educación escolar y no han adquirido las competencias básicas de lectoescritura y aritmética.

Pero, tal como ha recordado la directora general de la UNESCO, Irina Bokova, “las sociedades del conocimiento por medios digitales están transformando lo que significa estar alfabetizado y exigen un nuevo nivel, más elevado, de esas competencias”.

La alfabetización es uno de los factores que conforman la llamada brecha digital, considerada como tal distancia en el acceso, uso y apropiación de las tecnologías tanto a nivel geográfico, socioeconómico y por razones de edad, inequidad de género o desigualdades culturales.

En situaciones de vulnerabilidad, como las que viven los refugiados y desplazados, el bajo nivel de alfabetización es el segundo obstáculo de importancia en la conectividad móvil, tan solo por detrás del coste económico, como ha publicado recientemente ACNUR.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones, el organismo especializado de las Naciones Unidas para las TIC, en su reciente informe ‘Hechos y cifras de las tecnologías de la información y la comunicación en el mundo, revelaba, entre otros, los siguientes datos:

  • Disparidades de género en el acceso a la Internet: En 2017, un 50,9% para los hombres frente a un 44,9% para las mujeres
  • En los países desarrollados, el 94% de los jóvenes entre 15 y 24 años usan Internet frente al 30% de los jóvenes en los PMA. Casi 9 de cada 10 jóvenes que no utilizan Internet en el mundo viven en África o en la región de Asiá y el Pacífico
  • Solamente el 15% de los hogares de los PMA tienen acceso a Internet. En esos países, la mayoría de usuarios de Internet se conectan desde el trabajo, los centros educativos o desde otros puntos de conexión públicos fuera de casa.
  • Entre 2012 y 2017, los 48 ‘Países Menos Adelantados’ (sic) registraron la mayor tasa de crecimiento en lo que atañe a los abonos a la banda ancha móvil. Sin embargo el número de abonados móviles por cada 100 habitantes en dichos países es el más bajo del mundo, con tan solo un 23%.

La UNESCO ha recordado, en este sentido, que quienes carecen de acceso a las tecnologías digitales, a los conocimientos y a las habilidades y competencias necesarias para utilizar las tecnologías digitales pueden quedar marginados en el seno de sociedades cada vez más digitalizadas.

Día Internacional de la Alfabetización 2017 – Alfabetizacion en un mundo digital (UNESCO)

La meta específica de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (4.6) dedicada a la alfabetización de jóvenes y adultos, pide a los países que “en 2030, velen por que todos los jóvenes y una proporción sustancial de adultos, tanto hombres como mujeres, tengan competencias de lectura, escritura y aritmética”. Una meta en la que cabe entender la alfabetización como un continuo de niveles y no una dicotomía persona alfabetizada /analfabeta.

No se trata sólo de saber leer y escribir, sino de también de saber comunicarse en sociedad y de poder aprender a lo largo de toda la vida. De que la brecha digital aumente o de que se convierta en una oportunidad digital.

En el caso de la alfabetización de adultos, los hombres y mujeres que aspiran a aprender tienen expectativas concretas de mejora de su vida cotidiana, y es del todo conveniente establecer una relación directa y fácil de demostrar entre la alfabetización y el mejoramiento de la vida cotidiana. Además, en el caso de los adultos, la alfabetización es en muchos casos el inicio de un proceso de educación y empoderamiento en el que las competencias digitales son un grado más.

¿Qué tipos y niveles de competencias de alfabetización digital deberían formar parte del conocimiento común de todos los ciudadanos? ¿Acceder a informaciones relevantes? ¿Manipular, interpretar, presentar y comunicar datos? ¿Construir redes de relación? ¿Participar en el debate público y en el buen gobierno de la sociedad? La respuesta parece obvia, pero carece todavía de muchos instrumentos para concretar políticas educativas comunes a nivel mundial.

La alfabetización en un mundo digital es el lema propuesto por la UNESCO para celebrar el Día Internacional de la Alfabetización el próximo 8 de septiembre.

Imagen: _MG_3948 by Pabak Sarkar (Flickr)