Género

Un día en la vida de Basilea

Un día en la vida de Basilea

Desde Perú, Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

Seguramente Basilea, una campesina quechua que vive en una pequeña y aislada comunidad de Puno (sureste del Perú), nunca ha escuchado hablar de las cifras del macro crecimiento económico y el boom de la construcción que se observa en los centros urbanos peruanos. Ella se entera de lo que ocurre más allá de las montañas por intermedio de algún vecino, porque con suerte aparece una radio, o alguien se acuerda de su familia en campaña electoral.

El día para ella comienza a las 4 de la mañana. Tiene 3 hijos, que cría al tiempo que se encarga de preparar el fuego, cocinar y trabajar en el campo. Su marido no está porque según nos cuenta trabaja en la construcción, lejos de casa, y aparece de cuando en cuando (a juzgar por el gesto de Basilea, eso no ocurre con mucha frecuencia). Más

Machismo en Guatemala: Romper esquemas y valores medievales

Machismo en Guatemala: Romper esquemas y valores medievales

Por Gladys Paz, directora de Global Humanitaria en Guatemala.

Hoy por hoy la mujer guatemalteca continúa sometida al silencio, la sumisión, la inequidad y el patriarcado. En 9 de cada 10 familias se oculta la violencia contra la mujer.

Los patrones culturales favorecen esta dolorosa realidad en una sociedad machista por su doble componente maya e hispánico y cuya primera manifestación cómplice es el silencio. 9 de cada 10 guatemaltecas coinciden en señalar la existencia de la violencia contra la mujer, el 70% admite que la ha sufrido o ha sido testigo de cómo su madre la ha padecido a manos de su pareja. Más

Un NO rotundo a la explotación y violencia contra niños y mujeres en Bolivia

Un NO rotundo a la explotación y violencia contra niños y mujeres en Bolivia

Por Iris Alandia, responsable de proyectos de Global Humanitaria  en Bolivia

En Bolivia existen leyes y reglamentos nacionales y municipales que propugnan “la defensa intransigente del interés superior de la niñez, la juventud y de la mujer para la protección de sus derechos”, entre las que podemos citar el Código del Niño, Niña y Adolescente, la Ley Contra la Trata y el Tráfico de Personas, la nueva Ley Integral de Protección contra la Violencia hacia la Mujer, entre las principales.

Pero a pesar de la existencia de este conjunto de disposiciones legales, los índices de violencia -a nivel nacional- se han incrementado de forma alarmarte. Es así que, según la Asamblea de los Derechos Humanos de Bolivia, el país ocupa el segundo lugar  en América Latina por casos de violencia contra las mujeres, mientras que, según la Encuesta Nacional de Demografía y Salud (ENDSA – 2008), en el 83% de los hogares de Bolivia existen niños y niñas que son castigados físicamente y/o psicológicamente, por algún adulto. Más

Las niñas en el conflicto armado colombiano

Las niñas en el conflicto armado colombiano

Semanas atrás reproducíamos parte del informe “Como corderos entre lobos”, de la abogada experta en derecho internacional humanitario, Natalia Springer, que cuenta con el apoyo del Relator Especial de las Naciones Unidas para la Protección y Promoción del Derecho a la Libertad de Opinión y de Expresión. En esta oportunidad conoceremos de qué manera el conflicto colombiano involucra a las niñas, un reclutamiento que va en aumento. Más

Mes de las mujeres. Candelaria, activista guatemalteca

Mes de las mujeres. Candelaria, activista guatemalteca

EN PRIMERA PERSONA*

“Mi comunidad se ha construido con sentido de solidaridad mutua”

Me llamo Candelaria Antonia Martínez, tengo 40 años, vivo junto con mis 3 hijas y mi pareja. Pertenezco a la Cooperativa Nuevo Horizonte, localizada en el kilómetro 443 de la carretera central de Petén (norte del país) hacia ciudad Guatemala, en el municipio de Santa Ana. Actualmente soy representante de organizaciones de mujeres  ante el Consejo de Desarrollo Departamental de Petén (CODEDE); por otra parte formo parte de la red de mujeres de Petén por medio del grupo de promotoras de educación popular “Dejando Huellas”. Más

Mes de las mujeres: Retrato de Ruth Buendía, indígena Asháninka

Mes de las mujeres: Retrato de Ruth Buendía, indígena Asháninka

Por Antonio Sancho, desde la Selva Central de Perú

Conocí a Ruth Buendía en el año 1998. Unos pocos años atrás, había podido escapar de su comunidad indígena Asháninka, Cutivireni, en el río Ene, totalmente ocupada y esclavizada por el grupo terrorista Sendero Luminoso. Su padre Rigoberto había sido asesinado. Ella huyó. Logró rescatar a sus hermanos y a su madre enferma descendiendo en una precaria balsa de troncos por la noche el río Ene. Un río lleno de rápidos. Lo hizo en total silencio con sólo doce años. Los senderistas ni la vieron ni la escucharon.

La violencia nos ha marcado profundamente. Yo he visto cómo metían a un niño en agua hirviendo hasta que murió. La herida está adentro. Por eso queremos que se sepa lo que hemos pasado”, manifestó Ruth al diario local La República.
Más

Abusos y crímenes contra las mujeres indias

Abusos y crímenes contra las mujeres indias

Por Uttara Ray, responsable de proyectos de Global Humanitaria en Bengala Occidental

Miles de personas, rompiendo con las barreras sociales y económicas, caminaron en silencio en Calcuta para protestar contra la brutal violación en grupo y asesinato de la estudiante Jyoti SinghPandey, quien tenía 23 años y vivía en Delhi. El hecho ocurrió el pasado mes de diciembre.

Los manifestantes se abrieron paso desde el centro cultural Rabindra Sadan hasta el Planetario Birla, donde se encendieron velas como parte de la protesta. La muerte de esta joven ha galvanizado a los indios para exigir una mayor protección a las mujeres frente a los abusos y la violencia sexual con manifestaciones masivas, vigilias con velas y protestas callejeras con pancartas, consignas y bloqueos de carreteras. Muchas mujeres salieron a la calle para protestar, y el grueso de los manifestantes lo integraron adolescentes y jóvenes de entre 20 y 30 años. Todos respetaron el código de no violencia que estableció la policía de Calcuta. Más

Nicaragua: violencia contra mujeres y niñas

Nicaragua: violencia contra mujeres y niñas

En su reporte anual, la Red de Mujeres Contra la Violencia de Nicaragua señala que en los últimos seis años se han registrado 3.660 denuncias de violencia sexual contra menores de 14 años de edad. “El hogar es el sitio menos seguro para las mujeres, niñas y niños. El 78% de las agresiones se dieron en la casa y el 13% en la vía pública”, sostienen.

De acuerdo con la información de esta red, en estos últimos seis años se cometieron 466 asesinatos de mujeres nicaragüenses, la mayoría de los cuales continúa en la impunidad. “Cuando nos referimos al femicidio estamos hablando de crímenes de odio contra las mujeres, práctica del machismo que impera en el dominio y expropiación de los cuerpos de las mujeres”.

Más

Violencia sexual contra niñas guatemaltecas

Violencia sexual contra niñas guatemaltecas

En directo desde Guatemala
Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria

Durante varias de las charlas mantenidas con jóvenes de El Petén, fue una constante la preocupación que manifestaron en relación con los embarazos adolescentes. Vilma López, una joven de 16 años, me comentaba cómo la prevención de estos embarazos tendría que ser una prioridad en los centros de primaria y secundaria.

Fue a partir de esta preocupación repetida por distintos actores sociales que, en la búsqueda de un dato más preciso, pude leer en un artículo firmado por el representante de UNICEF en Guatemala, Christian Skoog, que señalaba:  ”Según el Observatorio en Salud Sexual y Reproductiva, entre enero del 2009 y junio del 2012 se han producido en Guatemala 7 mil 328 partos en niñas de entre los 10 y los 14 años”.

Atención: 7.328 partos en niñas de entre 10 y 14 años. Más

Sin la mujer no hay desarrollo

Serie En Directo desde Guatemala
Por Gabriel Díaz, Responsable de Publicaciones en Global Humanitaria

¿Cómo es posible que hayan pasado más de cinco siglos desde la colonización española y que en países como Guatemala siga hablándose de la misma como si hubiese ocurrido ayer? Durante mi estancia en Guatemala he tenido la posibilidad de conversar con indígenas, mestizos, extranjeros, ciudadanos de a pie y gobernantes, y no parece ser rencor lo que surge al hablar del legado dejado por España, sino la constatación de hechos que son incuestionables. Repasemos algunos ejemplos.

La herencia de los reyes católicos, un machismo tenaz continuado por muchos gobiernos locales, elegidos democráticamente y la violencia impuesta por golpes de Estado y la guerra civil, ha marcado a fuego la vida de las comunidades campesinas e indígenas del Petén, generaciones nietas o bisnietas de los mayas. Así nos lo deja claro Petrona Chub, de 38 años, una de esas mujeres que debió tomar coraje contra todo pronóstico, cuando todo parecía estar dictado de antemano: criar hijos, limpiar, cocinar y callar. Más