Estados frágiles

Invertir en seguridad alimentaria y desarrollo rural para frenar las migraciones

Invertir en seguridad alimentaria y desarrollo rural para frenar las migraciones

Estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) consideraron que, entre 1990 y 2015, se había reducido a casi la mitad el número de personas en situación de hambre y pobreza extrema. Y sin embargo, alrededor de 793 millones de personas están subalimentadas en el mundo. Cálculos de Naciones Unidas para el año 2016 apuntan a que unos 155 millones de niños de niños menores de 5 años tienen retraso en el crecimiento como consecuencia de la malnutrición crónica.

El aumento histórico en el número de migrantes desde el fin de la segunda guerra mundial ha puesto de relieve la relación entre los desplazamientos, y la inseguridad alimentaria asociada a las consecuencias del cambio climático, y a ello está dedicado este año el el lema del Día Mundial de la Alimentación 2017.

Más

Un recorrido por la Afrocolombianidad -II

Un recorrido por la Afrocolombianidad -II

Por Oliver Molano, coordinador de Comunicación y Marqueting, y Leticia Jaramillo, directora de Global Humanitaria Colombia.

En un post anterior vimos cómo, históricamente, Cartagena de Indias fue la puerta de entrada del tráfico de esclavos africanos para su trabajo en las haciendas coloniales y cómo este origen modeló el crisol de exclusión en el que la población afrodescendiente ha vivido en Colombia hasta fecha reciente, a pesar de representar cerca del 10% de la población total del país.

La Constitución Política de 1991, trajo consigo la inclusión de las comunidades étnicas que por años habían vivido en un “limbo” jurídico, entre ellas las comunidades Afrocolombianas quienes empiezan a ser reconocidas como sujetos jurídicos y a favorecerse de artículos que castigan la discriminación, exaltando así la importancia de reconocer a Colombia como un país pluriétnico y multicultural; cuyo principal desarrollo jurídico se encuentra en la Ley 70 “Ley de comunidades negras”. Más

Tumaco ¿Laboratorio para el posconflicto en Colombia?

Tumaco ¿Laboratorio para el posconflicto en Colombia?

Por Leticia Jaramillo, directora de Global Humanitaria Colombia

El Municipio de Tumaco, donde Global Humanitaria lleva trabajando desde hace más de dieciocho años, tiene un enorme reto en el posconflicto. Se puede convertir en un municipio laboratorio para el posconflicto, o por el contrario podría ver cómo se agrava la situación, a causa del vacío de poder dejado por las FARC, tras la firma de los Acuerdos de Paz.

Tumaco ostenta actualmente el no muy grato primer lugar como productor de coca que se calcula actualmente en más de 17.000 hectáreas, lo que ha hecho que la economía ilícita sea el motor de desarrollo de este puerto colombiano y la violencia el mecanismo para mantener el statu quo que garantiza que los carteles de la droga, especialmente mexicanos puedan continuar con el lucrativo negocio. Los jóvenes, que suman unos 100.000 en un municipio donde el desempleo está en el 77%, se buscan la vida con trabajos precarios y con las “oportunidades” que les brindan los grupos violentos y el narcotráfico.

La problemática en Tumaco no es de ahora, son años de olvido de parte de un Estado que nunca hizo presencia y que ha sido incapaz de impulsar un modelo educativo de calidad que brinde oportunidades a los jóvenes; ni un modelo productivo que pase de ser solamente extractivo de materias primas a apoyar el agregar valor a productos como el cacao, que generen empleo y riqueza a sus habitantes, lo que permitiría avanzar hacia una economía lícita en el Municipio.

Retos y oportunidades

Son varios los retos y oportunidades identificados para lograr la verdadera paz en Tumaco. Por una parte esta región de la Costa Pacífica Nariñense tendrá la posibilidad de tener representatividad propia en el Congreso de la República; por otra parte se inicia el proceso de la formulación de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), el Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS) y los Planes Integrales de Sustitución y Desarrollo Alternativo (PISDA), todos ellos se construirán con la participación de las comunidades.

Desde Global Humanitaria apostamos por que el posconflicto se convierta en la oportunidad que la población afrocolombiana espera desde hace décadas. La firma de los Acuerdos de Paz per se no son garantía del logro de la paz, son el primer paso para que cesen los enfrentamientos armados. Pero la verdadera paz se construirá con el apoyo de un Estado eficiente que ofrezca educación de calidad y en general los servicios básicos a las comunidades, así como presencia constante de las fuerzas armadas y seguridad a las comunidades; de una sociedad civil crítica que tenga una visión común del tipo de municipio donde quiere vivir y que a través de los mecanismos de participación se manifieste y ejerza una ciudadanía activa. Y finalmente una cooperación internacional que logre trabajar articuladamente con el fin de aunar esfuerzos para apoyar las iniciativas comunitarias y las acciones del gobierno nacional.

Todo lo anterior será viable si hay un cambio social frente a la normalización que se ha hecho de la corrupción y la cultura del dinero fácil, como forma de vida.

Imagen: Talleres de educación para la paz en Tumaco (Global Humanitaria)

Consulta todos los artículos sobre Colombia en el blog de Global Humanitaria en este enlace.

La revista ‘Semana’ dedicó un amplio reportaje a la situación del municipio de Tumaco. Lo puedes ver aquí.

El cólera del fin del mundo

El cólera del fin del mundo

La semana pasada sonaron todas las alarmas, pero (casi) nadie las escuchó. Cada día, una media de 5.000 personas, según la OMS y UNICEF, contrayeron el cólera en Yemen, un país cuyos sistemas de salud, agua y saneamiento han quedado devastados por dos años de un intenso conflicto.

Los directores de UNICEF, Anthony Lake, y de la OMS, Margaret Chan, emitieron un comunicado en el que subrayaron la dificultad de enfrentarse al que han calificado como  “el peor brote de cólera del mundo“. Menos de la mitad de los centros de salud del país están plenamente operativos, y la cantidad de suministros médicos que están entrando en el país ha disminuido en dos tercios con respecto a marzo de 2015. Organizaciones como Cruz Roja han estimado en más de 300.000 los casos declarados. Más

Víctimas del conflicto armado en Colombia

Víctimas del conflicto armado en Colombia

Tras 52 años de guerra y de acuerdo con los datos de la Red Nacional de Información, la Unidad para las Víctimas ha registrado casi 8 millones de víctimas  en Colombia como consecuencia del conflicto armado. Con la incertidumbre sobre cómo se concretará el proceso paz, el presidente colombiano Juan Manuel Santos ha sido galardonado con el premio Nobel de la Paz 2016 en reconocimiento a sus esfuerzos por acabar con más de medio siglo de guerra interna en el país. Más

Desapariciones forzadas sin resolver

Desapariciones forzadas sin resolver

Con motivo del Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, la ONU ha constatado que desde 1980 hasta el 18 de mayo de 2016, más de 55mil personas en 107 países han desparecido de manera involuntaria y en el 80% de los casos no se ha podido saber qué ha pasado con ellas. Y únicamente es la punta del iceberg: el problema es mucho más complejo y profundo.  Los datos facilitados hacen sólo referencia a los casos que han sido examinados por el Grupo de Trabajo sobre las Desapariciones Forzadas o Involuntaria de la ONU, pero la realidad amplía de manera alarmante estas cifras. Más

Se duplica el trabajo infantil en Jordania

Se duplica el trabajo infantil en Jordania

Desde el 2007, la tasa de trabajo infantil se ha incrementado en el país de manera alarmante: el número de niños trabajadores casi se duplicó hasta llegar a más de 69 mil.  Alrededor de 44 mil de estos niños, realizan trabajos peligrosos. Los datos se dieron a conocer el pasado 16 de agosto en la última Encuesta Nacional sobre Trabajo Infantil realizada por el Centro de Estudios Estratégicos de la Universidad de Jordania en colaboración con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el ministerio de Trabajo y el Departamento de Estadísticas. Más

Conflictos olvidados, guerras sin fin

Conflictos olvidados, guerras sin fin

La mayoría de los conflictos armados de los llamados ‘de baja intensidad’ no merecen la atención ni los titulares de las guerras en Iraq, en Siria o en Afganistán, por citar tres ejemplos. Allí donde no parecen evidentes los intereses geopolíticos o económicos de las potencias económicas mundiales, priman los llamados ‘conflictos olvidados’.

Pero el impacto de los conflictos que duran décadas es igual de devastador para los que los sufren, la gran mayoría civiles y con más dificultades para protegerse: mujeres, niños y ancianos. IRIN, el servicio de noticias sobre crisis humanitarias, recoge información sobre más de 40 guerras y conflictos de los que sabemos poco o nada: EritreaSomalia, la República Centroafricana, Xinjiang, la guerra en el Nilo Azul del Sudán, Mindanao, el sur de Tailandia, la región de Casamance… Más

Aumenta la desigualdad en Latinoamérica

Aumenta la desigualdad en Latinoamérica

Según el último Informe sobre Desarrollo Humano para América Latina y el Caribe del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), a pesar de los avances que alcanzaron algunos países en su lucha contra la pobreza, todavía persiste una marcada desigualdad. En la región, de 25 a 30 millones de personas se encuentran en peligro de recaer en la pobreza por sus ingresos. Esto equivale a más de un tercio de la población que salió de la pobreza desde 2003, pero no alcanzaron los niveles económicos para pertenecer a la clase media. Más

“Aunque las mujeres en Costa de Marfil son actrices ineludibles del desarrollo del país siguen relevadas a un segundo plano”

“Aunque las mujeres en Costa de Marfil son actrices ineludibles del desarrollo del país siguen relevadas a un segundo plano”

Costa de Marfil es un país marcado por dos guerras civiles que entre 2002 y 2011 provocaron la muerte de más de 400.000 personas. Además causaron el desplazamiento masivo de miles de víctimas, privándolas de servicios básicos como la educación o la atención sanitaria.

Según datos de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) y Amnistía Internacional, aunque la impunidad de importantes violaciones de derechos humanos ya estaba presente antes del conflicto armado en Costa de Marfil, la situación se vio agravada por el completo desmoronamiento de un sistema de justicia que funcionaba en el norte del país. En este contexto, cientos de mujeres fueron secuestradas, violadas y sometidas a esclavitud sexual, especialmente en la zona occidental del país, con el objetivo de aterrorizar a la población civil.

En este post hablamos con Fatima Diabaté, Secretaria General de la Asociación de Mujeres Juristas de Costa de Marfil (AFJCI).
Más