Desplazados

Los nuevos retos para Colombia 2014-2017

Los nuevos retos para Colombia 2014-2017

Leticia Jaramillo, responsable de identificación de proyectos de Global Humanitaria. 

Colombia, el país que lleva más de cincuenta años viviendo un conflicto armado, hizo una apuesta por la Paz. Los colombianos votaron por la Paz en las pasadas elecciones del 15 de junio. La opción era apoyar, por un lado, al actual Presidente Juan Manuel Santos, quien  lidera las conversaciones con la guerrilla de las FARC, que es la más antigua del mundo. Por otro, girar nuevamente a la extrema derecha con el apoyo al candidato Oscar Zuluaga, promovido por el expresidente Álvaro Uribe. Más

La paz, centro del debate electoral en Colombia

La paz, centro del debate electoral en Colombia

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria

Tras la victoria en primera vuelta del más conservador de los candidatos a la presidencia en Colombia, Oscar Zuluaga, el periódico El Espectador señala que “la primera de las tres semanas que separan ambas elecciones presidenciales estuvo marcada por la discusión alrededor del proceso de paz con las Farc en Cuba”. La segunda vuelta electoral tendrá lugar el próximo 15 de junio.

Tras haberse manifestado en contra de estas conversaciones, ahora Zuluaga propone “una paz con condiciones”. El actual presidente Juan M. Santos, insiste con vehemencia “en que los colombianos deben apoyar la paz dándole su voto”, según recoge el portal otramerica.com.  Con una abstención cercana al 60 por ciento, Zuluaga obtuvo en primera vuelta más del 29 por ciento de los votos, y Santos un 25,5 por ciento.

De acuerdo con una encuesta citada por El Periódico, fue que el 37% de los bogotanos están de acuerdo en que no se debe perdonar a los guerrilleros en caso de que se llegue a un acuerdo con este grupo insurgente, así como el 63% coincidió, en que no se les debe dar participación política, mientras que el 53 y 54 por ciento de los encuestados consideran que no están siendo sinceros con Colombia en los diálogos.

Es un hecho que asuntos como la sanidad, la educación, la vivienda o el acceso a la tierra, quedarán fuera de escena en estos días de campaña electoral. “Esta campaña sucia, desafortunadamente, les resta toda autoridad moral a quienes tendrían el legítimo derecho de asumir la vocería de esas víctimas (de la violencia armada). Y ahí sí ganan las Farc, que seguramente estarán durmiendo con la conciencia tranquila”, remarca la politóloga Natalia Springer en El tiempo.

+ info: Proyectos de Global Humanitaria en Colombia.

Imagen: eltiempo.com

Colombia registra el mayor número de muertes por minas terrestres en 2013

Colombia registra el mayor número de muertes por minas terrestres en 2013

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria

Colombia es el país donde se da el mayor número de muertes a causa de las minas antipersonales, a pesar de que ha habido una reducción continua desde 2006. El año pasado, el estallido de estas armas acabó con la vida de 359 personas.

A comienzos de este mes, el director de programas del Servicio de Acción de Minas de la ONU, Paul Heslop, remarcó que hace 20 años las minas causaban la muerte o heridas a una persona cada 20 minutos. “Se ha avanzado muchísimo, pero debemos seguir trabajando para erradicar totalmente estas armas”, indicó. Más

La Educación, un derecho global al que no acceden millones de niños

La Educación, un derecho global al que no acceden millones de niños

Por Gabriel Díaz, director de publicaciones de Global Humanitaria

Casi siempre es difícil ponerse en lugar del otro. Lo es en las cuestiones cotidianas, las más simples; entender, comprender, sentir empatía aunque eso no signifique estar de acuerdo.

Un ejemplo: nuestro hijo lo deja todo por la PlayStation, sin que nosotros los hayamos estimulado a permanecer ese largo rato frente a la pantalla. Vemos cómo se concentra y emplea estrategias. Celebra cuando gana la batalla y se frustra cuando la pierde. Entretanto, nosotros soñamos (o no) con que lea El Principito. Seguramente, el tiempo, los límites y los criterios aprendidos en casa y en la escuela, forjarán parte de su personalidad, y él decidirá.

Ahora, demos un salto grande. Imaginémonos frente a un contrato que estamos obligados a firmar sin saber descifrar esa “sopa de letras” que tenemos ante nuestros ojos. Podemos ver pero no leer. O que nos vemos forzados a dejar nuestro pueblo, tomar un autobús, y rellenar un formulario de aduana con la ayuda de otra persona, porque nuestras manos saben labrar pero no escribir. Ya en la ciudad, nos perdemos, desconcertados, entre símbolos extrañísimos. Más

Día del agua: de realismo mucho, de mágico nada

Día del agua: de realismo mucho, de mágico nada

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

Cuando llegué por primera vez a trabajar a Tumaco (Colombia), en el año 2000, hacía muy poco tiempo se había creado el barrio de invasión (asentamiento) llamado 11 de noviembre, día en el que Cartagena de Indias se declaró independiente de España en 1811. Pero aquel panorama nada tenía que ver con emancipación alguna, ni con el realismo mágico de Macondo. Mejor dicho: de realismo mucho, de mágico nada.

El 11 de noviembre se asentaba sobre un vertedero, uno de los mayores basurales de esa ciudad-puerto situada al sur del país, que tenía por entonces unos 150.000 habitantes. Encima de los desechos orgánicos e inorgánicos los recién llegados habían montado senderos con estrechos tablones, los mismos con que construyeron sus chabolas. Así se fueron amontonando decenas de familias.

Entre la consternación y la indignación, mis ojos de principiante vieron cómo la putrefacción de la comida y los excrementos humanos se mezclaban con el de las gallinas y los perros, fundidos a su vez con miles de bolsas de plástico y botellas de vidrio. Para las ratas, un banquete. Sobre ese mismo “terreno” correteaban los niños, que jugaban, reían y también tosían, roncamente, como una persona de 60 años. Recuerdo que una alborotada nube de moscas y mosquitos los perseguía. Más

Consecuencias del conflicto colombiano en Tumaco

Consecuencias del conflicto colombiano en Tumaco

Por Fernanda Luna, responsable de comunicación de Global Humanitaria Colombia.

En Tumaco, la vulneración de los derechos de sus habitantes como consecuencia del conflicto armado, es parte del día a día. En el municipio colombiano parecen confluir todos los males: la pobreza, la injusticia, las formas más desgarradoras de violencia contra los niños y las niñas, contra las mujeres.  

“Yo recuerdo que estaba en el puesto de frutas cuando me llamaron para decirme que le habían disparado a mi niña, yo salí corriendo y no sabía qué hacer, ni siquiera lloré, me quede ahí como paralizada y reaccioné cuando vi que la traían alzada. Tenía 12 años cuando me la mataron, le disparó otro niño de la misma edad porque no quiso darle un helado que se estaba comiendo”.  Es lo que recuerda María, una de las cientos de mujeres tumaqueñas que han vivido de forma descarnada la violencia en su territorio.  

Según el último informe forense de medicina legal, en 2012 se registraron en Tumaco 237 homicidios, y según la diócesis de Tumaco sólo de enero a septiembre de 2013 se produjeron 178 muertes violentas, víctimas de las guerrillas, de las bandas armadas los Rastrojos , los Urabeños, las Águilas Negras, y de la influencia directa del narcotráfico. Más

Tumaco y las realidades paralelas en Colombia

Tumaco y las realidades paralelas en Colombia

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

Lo que a todas luces es una ‘narcoguerrilla’, mezcla del inconmensurable negocio del narcotráfico y los grupos armados guerrilleros, paramilitares y bandas criminales, se ha cargado –hablando pronto y claro- 10 torres de energía eléctrica en Tumaco. Los alrededor de 180.000 habitantes del municipio han estado 20 días sin luz, escasez o falta de combustible y agua potable. Esto ha desatado una crisis con serios perjuicios para la salud de la población, entre otras cosas.

Entretanto, los medios de comunicación internacionales seguían ocupándose de las negociaciones de paz entre los guerrilleros revolucionarios de Colombia (FARC) y el Gobierno de ese país, cosa que es natural. Sin embargo, no lo es que Tumaco quedase una vez más relegado a un plano secundario y esto, evidentemente, no es casual. Hay múltiples intereses por los que el sufrimiento de esta población históricamente olvidada por ser hija de esclavos y pobre en términos materiales, no interesa. Más

Madres unidas por la paz

Madres unidas por la paz

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

Carmen Magallón, presidenta de la sección española de la Liga Internacional de las Mujeres por la Paz y la Libertad, sostiene que la asociación mujer-paz entra en los estereotipos de género, una de cuyas modalidades es precisamente la dicotomía mujer pacífica/hombre violento.  “Eso no favorece en absoluto a la construcción de una cultura de paz que necesita de los aportes tanto de hombres como de mujeres”, manifiesta.  Pero reconoce que aún existen muchas resistencias para abrir espacios de participación de las mujeres en las negociaciones de paz.

En ese sentido y con motivo del Día Internacional de la Paz (21 de septiembre) hemos querido recoger algunos casos concretos del rol jugado por las madres en tiempos de guerra y durante los procesos de paz. Sobre este asunto, Magallón subraya que “ser madre no equivale a ser pacífica”, pero advierte que sobre todo en América Latina los grupos de mujeres por la paz se han formado en torno a la figura de la madre. Más

Anulan condena al general guatemalteco Ríos Montt

Anulan condena al general guatemalteco Ríos Montt

(Por motivos de seguridad, omitimos el nombre de los autores de este artículo escrito desde la capital de Guatemala)

A treinta años de ocurridos los hechos y más de diez de haber puesto la denuncia por los sobrevivientes y víctimas del genocidio bajo el mandato del general Efraín Ríos Montt, el Sistema de Justicia de Guatemala había confirmado lo  denunciado durante este tiempo para que los dichos delitos de lesa humanidad fueran castigados para garantizar que nunca más se volvieran a cometer.

Sin embargo, ayer la BBC informaba de que “la Corte Constitucional de Guatemala anuló este lunes la sentencia de 80 años de prisión impuesta por genocidio al exgobernante de facto”.  “Según los magistrados la decisión se basó en un error de procedimiento al dictarse sentencia sin esperar el resultado de una recusación que introdujo la defensa”, indica la cadena británica. Más

Menores soldados. El caso colombiano

Menores soldados. El caso colombiano

“Corderos entre lobos” se titula el informe elaborado durante cuatro años por la colombiana Natalia Springer, politóloga experta en Derecho Internacional Humanitario. Repasamos aquí algunos fragmentos de los distintos capítulos de este reporte que refleja una de las caras más crudas de la guerra: el reclutamiento de niños, niñas y adolescentes, como niños soldados.

De acuerdo con el trabajo de Springer, “no menos de 18.000 niños, niñas y adolescentes forman parte de grupos armados ilegales y organizaciones criminales, y no menos de 100.000 están vinculados a sectores de la economía ilegal directamente controlada por grupos armados ilegales y organizaciones criminales”. Más