Desarrollo económico

La importancia de la responsabilidad social empresarial

La importancia de la responsabilidad social empresarial

Por Ignaci Plans, responsable de Captación de Fondos de Global Humanitaria.

Entre todas las definiciones de la Responsabilidad Social de las empresas he escogido la de la Unión Europea, que la presenta como «la responsabilidad de las empresas por su impacto en la sociedad».

El respeto de la legislación aplicable y de los convenios colectivos entre los interlocutores sociales es un requisito previo al cumplimiento de dicha responsabilidad. Para asumir plenamente su responsabilidad social, las empresas deben aplicar, en estrecha colaboración con las partes interesadas, un proceso destinado a integrar las preocupaciones sociales, medioambientales y éticas, el respeto de los derechos humanos y las preocupaciones de los consumidores en sus operaciones empresariales y su estrategia básica, a fin de:

– maximizar la creación de valor compartido para sus propietarios/accionistas y para las demás partes interesadas y la sociedad en sentido amplio.

– identificar, prevenir y atenuar sus posibles consecuencias adversas. Más

El 90% de los camboyanos trabaja en condiciones de extrema precariedad

El 90% de los camboyanos trabaja en condiciones de extrema precariedad

“El Gobierno camboyano respondió con fuerza letal a las manifestaciones organizadas para expresar las reivindicaciones colectivas legítimas de los trabajadores, quienes reciben unos salarios demasiado bajos, además de verse expuestos a unas condiciones laborales precarias y peligrosas”.

Así lo denuncia el informe 2014 de la Confederación Sindical Internacional (CSI), que está compuesta por 325 organizaciones afiliadas en 161 países y territorios de los cinco continentes.  Está integrada por alrededor de 176 millones de trabajadores, de los que el 40% son mujeres.

Camboya se encuentra, de acuerdo con la clasificación de la CSI, entre los peores países para trabajar, en todo el mundo. Más

“El nuevo Código del niño pretende eliminar el trabajo infantil en Bolivia”

“El nuevo Código del niño pretende eliminar el trabajo infantil en Bolivia”

Por Iris Alandia, responsable de Proyectos Global Humanitaria Bolivia

El 17 julio pasado, el Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia ha promulgado la Ley 548 del nuevo Código Niño, Niña y Adolescente, que entre sus principales objetivos busca eliminar el trabajo infantil. La nueva ley, que retoma un Código del Menor de 1999, establece que la edad mínima para trabajar es de 14 años, pero hace dos excepciones: el trabajo por cuenta ajena, a partir de los 12 años, que es lo que permiten los convenios internacionales y el trabajo por cuenta propia, desde los 10 años.

Según el senador Adolfo Mendoza, “la nueva ley aprobada, tras un consenso entre todos los sectores, establece que se debe cumplir una serie de requisitos, a fin de garantizar la salud mental y física de los menores y evitar la explotación infantil”. Más

El trabajo no remunerado de la mujer guatemalteca

El trabajo no remunerado de la mujer guatemalteca

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

En Guatemala, las mujeres dedican un promedio de 78% de sus horas de ocupación a trabajos no remunerados, como cuidar de personas enfermas, según datos que fueron presentados recientemente, ignorados hasta el momento.

Este desconocimiento se debe a la ausencia de políticas sociales y económicas relacionadas con el trabajo no remunerado y el grado de invisibilización y la limitación que tiene la información estadística al respecto, de acuerdo con un informe de la CEPAL (Centro Económico para América Latina). Más

Programas para reducir el trabajo infantil: déficit en la India y referencia en Brasil

Programas para reducir el trabajo infantil: déficit en la India y referencia en Brasil

Para abordar el trabajo infantil es imprescindible conocer sus causas fundamentales y a partir ahí tomar medidas como la protección social de los niños y sus familias. Así lo han manifestado representantes de la Organización Internacional del Trabajo, al tiempo que denuncian que 5.000 millones de personas, es decir un 73% de la población mundial, carece de este respaldo sustancial. Más

Consecuencias del conflicto colombiano en Tumaco

Consecuencias del conflicto colombiano en Tumaco

Por Fernanda Luna, responsable de comunicación de Global Humanitaria Colombia.

En Tumaco, la vulneración de los derechos de sus habitantes como consecuencia del conflicto armado, es parte del día a día. En el municipio colombiano parecen confluir todos los males: la pobreza, la injusticia, las formas más desgarradoras de violencia contra los niños y las niñas, contra las mujeres.  

“Yo recuerdo que estaba en el puesto de frutas cuando me llamaron para decirme que le habían disparado a mi niña, yo salí corriendo y no sabía qué hacer, ni siquiera lloré, me quede ahí como paralizada y reaccioné cuando vi que la traían alzada. Tenía 12 años cuando me la mataron, le disparó otro niño de la misma edad porque no quiso darle un helado que se estaba comiendo”.  Es lo que recuerda María, una de las cientos de mujeres tumaqueñas que han vivido de forma descarnada la violencia en su territorio.  

Según el último informe forense de medicina legal, en 2012 se registraron en Tumaco 237 homicidios, y según la diócesis de Tumaco sólo de enero a septiembre de 2013 se produjeron 178 muertes violentas, víctimas de las guerrillas, de las bandas armadas los Rastrojos , los Urabeños, las Águilas Negras, y de la influencia directa del narcotráfico. Más

Un día en la vida de Basilea

Un día en la vida de Basilea

Desde Perú, Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

Seguramente Basilea, una campesina quechua que vive en una pequeña y aislada comunidad de Puno (sureste del Perú), nunca ha escuchado hablar de las cifras del macro crecimiento económico y el boom de la construcción que se observa en los centros urbanos peruanos. Ella se entera de lo que ocurre más allá de las montañas por intermedio de algún vecino, porque con suerte aparece una radio, o alguien se acuerda de su familia en campaña electoral.

El día para ella comienza a las 4 de la mañana. Tiene 3 hijos, que cría al tiempo que se encarga de preparar el fuego, cocinar y trabajar en el campo. Su marido no está porque según nos cuenta trabaja en la construcción, lejos de casa, y aparece de cuando en cuando (a juzgar por el gesto de Basilea, eso no ocurre con mucha frecuencia). Más

El Perú casi invisible

El Perú casi invisible

Desde Lima, Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

Perú celebra hoy, 28 de julio, el 192 aniversario de su independencia, y por ello en Lima no queda rincón sin banderas y escarapelas rojas y blancas, los colores de la bandera de la nación andina. “Yo me llamo Perú”, “Viva Perú”, “Estoy orgulloso de ser peruano”, son frases que se leen y escuchan sin cesar en carteles públicos y en la televisión. Entretanto, el centro de la capital era escenario ayer de una masiva protesta contra la corrupción y las promesas incumplidas por el gobierno encabezado por Ollanta Humala. Según parece, la corrupción no está reñida con el amor a la patria y la injusticia social tampoco. Más

Los retos para alcanzar una “paz global positiva”

Los retos para alcanzar una “paz global positiva”

El fundador de Vision of Humanity, una iniciativa del Instituto para la Economía y la Paz, Steve Killelea, afirma que nos encontramos en una época diferente a cualquier otra de la historia humana. Y lo justifica de esta manera: “Los problemas que enfrentamos son de naturaleza global. Ellos son el cambio climático, cada vez menor biodiversidad, uso completo del agua dulce disponible en el planeta y la superpoblación”.

“Sin paz no seremos capaces de alcanzar los niveles de cooperación, inclusión y equidad social que se requiere para comenzar a resolver estos problemas, por no hablar de la autonomía de las instituciones internacionales necesarias para regularlos”, continúa. Killelea asegura que es preciso tomar medidas globales de forma unificada, porque estos retos comunes exigen soluciones globales, cooperación a escala global “sin precedentes”. Más

Perú crece, pero la injusticia social continúa

Perú crece, pero la injusticia social continúa

Por Antonio Sancho, desde la Selva Central de Perú

“El crecimiento espectacular del Perú no logró reducir uno de los grandes problemas estructurales de la nación: las brechas de inequidad”

Una década prodigiosa  de crecimiento macroeconómico acelerado en el Perú ha sido posible gracias a una triple combinación: políticas económicas amigables con la inversión exterior, vertiginosa demanda asiática de metales y materias primas y  estabilidad política e institucional. Indudablemente todo ello ha provocado transformaciones e impactos de fácil medición: son cada vez más peruanos los que reciben algo (o mucho) más que la remuneración mínima vital, los indicadores de salud han mejorado reduciendo la desnutrición crónica hasta un 15,2 % e incluso el pozo negro de país, la educación pública, empieza desde el 2012 a dar síntomas de una leve mejoría.

Esto no sólo es medible en Lima sino también en las históricamente  relegadas provincias del interior. Por ejemplo en Satipo, una pequeña ciudad de la selva central la desnutrición descendió hasta el 14.6% y la asistencia…pero STOP, todo este optimismo estadístico frena en seco a sólo 40 km. A esa distancia  de Satipo está Potsoteni, una comunidad del pueblo indígena asháninka del río Ene. Lugares como éste enturbian y malogran las eufóricas cifras macroeconómicas. Con un 77.7% de desnutrición crónica y  con sólo un 9% de niños que culminan  su educación básica regular, pareciera que hablamos de otro país. Más