Cambio climático

#FFD3: Financiar la lucha contra la pobreza y el cambio climático

#FFD3: Financiar la lucha contra la pobreza y el cambio climático

La Tercera Conferencia sobre la Financiación para el Desarrollo (FpD), que se está celebrando esta semana en Adís Abeba es un paso crucial en el camino a los acuerdos de desarrollo y climáticos fuertes y posibles. Es una oportunidad de que el sistema financiero y el dinero se pongan en disposición de que se logren estos acuerdos.

En la Cumbre se explora cómo los gobiernos de los países en desarrollo pueden aumentar su capacidad financiera para luchar contra la pobreza. Los líderes mundiales presentes en la cumbre pueden acordar nuevos sistemas de financiación internacionales para garantizar que las empresas pagan a los gobiernos los impuestos que deben. En la Cumbre también se aborda cómo las empresas y las instituciones internacionales como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional pueden ayudar a financiar los los esfuerzos de lucha contra la pobreza y la mitigación de las consecuencias del cambio climático. Más

Basura digital: el lado oscuro de la tecnología

Basura digital: el lado oscuro de la tecnología

¿Tienes algún móvil en casa que no uses? ¿Una cámara digital tal vez? ¿Baterías y cargadores que ya no necesitas? En 2014 se generaron 41,8 millones de toneladas de basura electrónica y para 2018 la cifra se situará en 50 millones de toneladas, según estimaciones elaboradas por la Universidad de las Naciones Unidas (UNU).

Pero ¿qué pasa con toda esa basura digital? ¿Se reciclan de forma correcta los residuos electrónicos? ¿Qué negocios e intereses hay detrás?

Más

Alimentos para todos;  intereses comerciales de unos pocos

Alimentos para todos; intereses comerciales de unos pocos

La seguridad alimentaria, según el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA), existe cuando se asegura que todas las personas tienen acceso a suficientes alimentos inocuos y nutritivos para satisfacer sus necesidades alimenticias. María Helena Semedo, Directora General Adjunta de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), aseguró hace unos días que en esta “época de cambios acelerados y sin precedentes, nuestra capacidad para proporcionar una alimentación adecuada, inocua y nutritiva de forma sostenible y equitativa es más relevante que nunca”.

Aunque en la actualidad disponemos de las herramientas para erradicar el hambre, todavía hoy en el mundo existen 805 millones de personas que no tienen alimentos suficientes para llevar una vida activa saludable. Esto significa que una de cada nueve personas sufre desnutrición crónica, mientras que el 30% del total de los alimentos que se producen terminan en la basura.

Entonces, ¿qué estamos haciendo mal?

Más

¿Qué fue de los Objetivos de Desarrollo del Milenio?

¿Qué fue de los Objetivos de Desarrollo del Milenio?

En el 2000, Naciones Unidas estableció los Objetivos del Milenio (ODM), ocho metas con el fin de reducir la pobreza en el año 2015. Llegamos a la fecha límite y es el momento de parar, analizar, hacer balance y reflexionar.

Si bien es cierto que ha habido algunos avances en temas claves, también es cierto que queda mucho, muchísimo por hacer. La ONU, en el Informe 2014 de los Objetivos del Milenio señalaba por ejemplo que el porcentaje de personas con nutrición insuficiente bajó del 24% en el período 1990–1992 al 14% en el correspondiente a 2011-2013. Sin embargo, en la última década los avances se han ralentizado y lograr el objetivo de reducir a la mitad el número de personas que padecen hambre no se conseguirá sin poner en marcha acciones y esfuerzos adicionales inmediatos, especialmente en los países donde se ha avanzado poco. Algo similar ocurre con el resto de objetivos como es el caso de reducir la mortalidad infantil y materna, el acceso al agua potable, la igualdad de género y empoderamiento de la mujer o lograr la enseñanza primaria universal.

Más

La capital india es la ciudad más contaminada del mundo

La capital india es la ciudad más contaminada del mundo

Desde Calcuta, Gabriel Díaz.

Varios medios de prensa, entre ellos India Today, revista semanal de gran difusión, han vuelto a alertar de la situación que vive la India con respecto a la contaminación del aire que se respira en varias ciudades. Entre ellas está la capital Nueva Delhi, la más contaminada del mundo según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Muerte en el aire”, titula la revista, lejos del sensacionalismo: 627.000 personas mueren por enfermedades causadas por la contaminación del aire, como cáncer de pulmones o enfermedades coronarias y todo tipo de enfermedades respiratorias. Los más afectados son los niños de la India.

El año pasado, una medición de la calidad del aire realizada por la Organización Mundial de la Salud en 1.600 ciudades, determinó que 13 de las 20 ciudades más contaminadas del mundo son indias: Nueva Delhi, Patna, Gwalior y Raipur, están a la cabeza del listado.

“La contaminación del aire es un tema complicado y es un síntoma de la planificación urbana inadecuada. La falta de suministro de energía conduce a la utilización de grupos electrógenos diesel; la falta de transporte público lleva a un mayor uso de vehículos personales; la falta de infraestructura para promover el uso de la bicicleta lleva a privilegiar el transporte motorizado”, señala Sarath Guttikunda, profesor de Tecnología en Bombay, en el periódico The Hindu.

Guttikunda añade que la falta de un sistema de gestión de residuos lleva a la quema de basuras y la falta de caminos pavimentados o cubiertos conduce a la abundancia de polvo. “El hecho de que la contaminación del aire implica a múltiples sectores, significa que debe ser abordado por varios ministerios”.

En la década de 2000, Delhi inició una política para convertir auto-rickshaws, taxis y autobuses de diesel a gas natural comprimido. “Los beneficios de este interruptor se prolongaron durante 3-4 años, pero a medida que el número de vehículos siguió aumentando, los niveles de contaminación del sector del transporte ha sido cada vez más alta”, indica The Hindu.

Imagen: Nueva Delhi. (CNN en Español)

Degradación ambiental y pobreza en Perú

Degradación ambiental y pobreza en Perú

“Aparte de sus obvios efectos sobre el medioambiente y la calidad de vida en general, la degradación ambiental también tiene un impacto regresivo sobre la distribución del ingreso y la riqueza, es decir, afecta más a los pobres que a los ricos”. Así lo indica un informe presentado en Perú sobre los efectos de la industria minera, un sector que representa el 55% de las exportaciones del país sudamericano. Más

Justicia climática y propiedad comunitaria

Justicia climática y propiedad comunitaria

A propósito del cambio climático y de la cumbre que sobre este tema se realizó en Perú días atrás, el profesor peruano, Antonio Peña, reflexiona sobre la necesidad de una justicia climática y el consumo responsable para frenar el calentamiento global.

El autor del Manual de Justicia Climática se pregunta por qué determinados pueblos como los que habitan la región andina o amazónica deben asumir los efectos del cambio climático causado por los países industrializados como Estados Unidos o la China. Más

Cambio climático y desnutrición infantil

Cambio climático y desnutrición infantil

Durante estos días, Perú es sede de La Conferencia de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (Cmnucc), una cita anual en la que 194 países discuten el rumbo de la agenda climática mundial. Repasemos brevemente algunos análisis críticos de la situación.

Para Julio Postigo, investigador asociado del Centro Peruano de Estudios Sociales, cambio climático y globalización se cruzan, y eso lo podemos notar en la pérdida de capacidad institucional sobre todo en las pequeñas localidades. La economía neoliberal ha provocado la desaparición de servicios que el Estado proveía. Más

Conservación de saberes ancestrales en Bolivia

Conservación de saberes ancestrales en Bolivia

Desde Bolivia, Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria

Los agricultores, como los navegantes, saben observar y descifrar las señales de la naturaleza, porque así manda la tradición y porque no a todas partes llegan los pronósticos meteorológicos convertidos en espacios estrella de la tele.

En un margen de tiempo relativamente corto, hemos pasado del agujero de la capa de ozono y las consecuencias del efecto invernadero hasta instalarnos en el cambio climático, que no parece ser otra cosa que la fatiga de la madre naturaleza ante tanto desmadre humano. Y así lo perciben los campesinos cochabambinos del centro de Bolivia, que en los últimos años padecen las consecuencias de estos cambios. En ese sentido y sin ánimo de enaltecer desmesuradamente ninguna cultura –casi todas tienen sus bienes y sus males- los quechuas y aimaras han mantenido un diálogo con la naturaleza que no deja de sorprendernos a quienes provenimos de la ciudad.

Habituados a vivir de lo que la tierra les ofrece, tanto la siembra como la cosecha se convierten en un rito que implica mucha observación previa, con todos los sentidos. Se ve, se huele, se escucha, se palpa. Así lo vive desde hace décadas don Julio Morales, quien a los 82 años comparte su sabiduría con hijos y vecinos, lo que la tierra, la fauna y el cielo anuncian. Más

Los retos para alcanzar una “paz global positiva”

Los retos para alcanzar una “paz global positiva”

El fundador de Vision of Humanity, una iniciativa del Instituto para la Economía y la Paz, Steve Killelea, afirma que nos encontramos en una época diferente a cualquier otra de la historia humana. Y lo justifica de esta manera: “Los problemas que enfrentamos son de naturaleza global. Ellos son el cambio climático, cada vez menor biodiversidad, uso completo del agua dulce disponible en el planeta y la superpoblación”.

“Sin paz no seremos capaces de alcanzar los niveles de cooperación, inclusión y equidad social que se requiere para comenzar a resolver estos problemas, por no hablar de la autonomía de las instituciones internacionales necesarias para regularlos”, continúa. Killelea asegura que es preciso tomar medidas globales de forma unificada, porque estos retos comunes exigen soluciones globales, cooperación a escala global “sin precedentes”. Más