Salud

¿De dónde proviene el cacao que consumimos?

¿De dónde proviene el cacao que consumimos?

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

El 40% del cacao que se produce en el mundo procede de Costa de Marfil. El grano de cacao viaja desde el país africano para convertirse en uno de los mayores negocios de las grandes multinacionales que comercian distintas marcas de chocolate en todas sus variedades.

La industria y el mercado de chocolate mueven miles de millones de dólares al año; el chocolate es el sabor favorito del 52% de los estadounidenses. Hershey Company, la principal productora de ese país, registró en 2012 ventas por más de 6 billones de dólares.

Pero este brillante negocio tiene un lado oscuro, enseñado en varios documentales, el último de ellos difundido en 2010: “El lado amargo del chocolate”, en el que sus directores Miki Mistrati y Roberto Romano revelan la explotación de niños en las plantaciones de cacao en ese país del África Occidental. Más

Niños trabajadores reclaman derechos en Bolivia

Niños trabajadores reclaman derechos en Bolivia

Por Iris Alandia y Lilian Lima, desde Cochabamba

Un reciente informe de la  Defensoría del Pueblo, sobre la situación del trabajo infantil en Bolivia, señaló que en este país hay 850.000 niños y adolescentes trabajadores, cifra que representa el 28 % de la población de entre cinco y 17 años. De esa cifra, el 87 % se desempeña en oficios considerados peligrosos y un 77 % no es remunerado porque desarrolla actividades laborales familiares. Asimismo, UNICEF, que aboga por la abolición del trabajo infantil, estima de acuerdo con un reporte, 120.000 “trabajadores” de 7 a 17 años están empleados en el sector minero, sin la seguridad correspondiente y manejando materiales peligrosos. Estos datos muestran al país, como uno de los que cuentan con las mayores cifras de niñez trabajadora  en Latinoamérica. Más

Reacciones ante la violencia machista en la India (II)

Reacciones ante la violencia machista en la India (II)

Desde Calcuta, Uttara Ray, responsable de proyectos Global Humanitaria/BSSK

La violación de una joven ocurrida hace casi un año en Nueva Delhi ha tenido un impacto decisivo en la sociedad india, poniendo de manifiesto la magnitud de la desigualdad de género y la violencia contra las mujeres en todo el país. Esa violación en grupo llamó la atención sobre una epidemia violenta a la que la mayoría de los principales periódicos dedicaron un promedio de una a tres páginas al día. Fue entonces cuando un grupo de investigadores manifestaron que la violación es sólo una de las varias formas de violencia y discriminación que acaban con la vida de casi dos millones de mujeres al año. Existe violencia sexual, violencia doméstica, infanticidio de niñas, así como el abandono infantil y la mala atención de las personas mayores que afectan a las niñas y a las mujeres mucho más que a los niños y los hombres. Más

En el Día Universal de la Infancia, un día en la vida de Ronald

En el Día Universal de la Infancia, un día en la vida de Ronald

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

Junto al equipo de Global Humanitaria Perú llegamos a la casa de Ronald en una mañana muy luminosa. Ronald tiene 9 años y vive con su familia en la zona rural de Coata, una localidad del departamento de Puno (Perú). Allí nos esperan sus padres, Jesús y Yolanda, sus dos hermanos, su abuela, una tía y una prima. Es temprano,  y de la cocina, hecha de barro y paja, sale un humo espeso que se ve desde la carretera: es hora de tomar la leche de la mañana.

La familia se pone en marcha mientras atiende a las visitas. Unos sacan leche de la vaca, otros recogen agua del pozo, abren el corral para que el rebaño de ovejas salga a pastar y luego los niños se preparan para ir a la escuela. Aquí, en medio del campo, se desplazan caminando o en bicicleta. No llega la luz eléctrica (por la noche utilizan una linterna) ni hay agua corriente. El centro de salud más cercano está en el centro de Coata, a unos kilómetros de la casa. Más

India, el cuarto país más peligroso del mundo para las mujeres (I)

India, el cuarto país más peligroso del mundo para las mujeres (I)

En esta entrega compartimos con vosotros el primero de tres reportes sobre la situación de las niñas y mujeres en la India. Conoceremos de primera mano estadísticas, reflexiones y reacciones tanto del gobierno como de la sociedad civil frente a una realidad alarmante.

Desde Calcuta, Uttara Ray, responsable de proyectos de Global Humanitaria/BSSK

La imagen internacional de la India está comúnmente vinculada a sus resultados económicos. Y de hecho se ha agrupado con China, Rusia y Brasil como una de las economías emergentes en un bloque conocido como BRIC. Sin embargo, una encuesta realizada por la Fundación Thomson Reuters indica que la India es el cuarto lugar más peligroso del mundo para las mujeres, independientemente de la clase , la casta o la religión a la que pertenezcan (según este estudio, el primer lugar lo ocupa Afganistán).

La violencia contra las mujeres es un asunto que abarca los derechos humanos, la salud pública; es la violación más opresiva y generalizada de los derechos de las mujeres y un impedimento para el logro de la igualdad, así como la promoción del desarrollo y la paz. Más

Tumaco y las realidades paralelas en Colombia

Tumaco y las realidades paralelas en Colombia

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

Lo que a todas luces es una ‘narcoguerrilla’, mezcla del inconmensurable negocio del narcotráfico y los grupos armados guerrilleros, paramilitares y bandas criminales, se ha cargado –hablando pronto y claro- 10 torres de energía eléctrica en Tumaco. Los alrededor de 180.000 habitantes del municipio han estado 20 días sin luz, escasez o falta de combustible y agua potable. Esto ha desatado una crisis con serios perjuicios para la salud de la población, entre otras cosas.

Entretanto, los medios de comunicación internacionales seguían ocupándose de las negociaciones de paz entre los guerrilleros revolucionarios de Colombia (FARC) y el Gobierno de ese país, cosa que es natural. Sin embargo, no lo es que Tumaco quedase una vez más relegado a un plano secundario y esto, evidentemente, no es casual. Hay múltiples intereses por los que el sufrimiento de esta población históricamente olvidada por ser hija de esclavos y pobre en términos materiales, no interesa. Más

El lavado de manos, un hábito sencillo y de gran valor preventivo

El lavado de manos, un hábito sencillo y de gran valor preventivo

Desde Puno, Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

La altura y las bajas temperaturas; la falta de saneamiento básico y de agua potable, son las principales causas de las enfermedades que afectan a los habitantes de Coata, distrito situado a unos 3.800 metros sobre el nivel del mar, en Puno, Perú.

Stalin Gutiérrez, médico encargado del centro de salud del lugar, atiende a diario a personas de todas las edades que se acercan con infecciones intestinales, respiratorias o dérmicas, generadas estas últimas por los fuertes rayos del sol.

De acuerdo con Gutiérrez, el frío provocado por temperaturas que llegan a los 10 o más grados bajo cero es un factor determinante en la salud de la población. Las familias viven además en medio del campo sin saneamiento, nos comenta, y la falta de higiene trae consigo la diarrea o parásitos intestinales. Es común también encontrarse con un tipo de parásito que vive debajo de la piel y que causa un gran malestar y picor. Más

Año Internacional de la Quinua, madre de todas las semillas

Año Internacional de la Quinua, madre de todas las semillas

Por Carol Reynoso, coordinadora de Global Humanitaria en Puno (Perú).

La quinua es un grano andino que se cultiva desde hace más de 5.000 años por los pobladores de culturas prehispánicas presentes en la Cuenca del Lago Titicaca; Tiahuanacos, Lupacas e Incas domesticaron y mejoraron el cultivo de este grano, teniendo una distribución territorial bastante extensa desde Perú, Bolivia, Colombia, Argentina, Chile e incluso México.

Los antiguos experimentaron una tecnología que ha permitido la adaptación de este grano a través de un conocimiento ancestral que ha sido trasmitido de generación en generación, logrando un manejo agroecológico resistente a las duras inclemencias climatológicas presentes en la zona altoandina; conocimientos que hoy son reconocidos como parte de la ciencia andina.

Los aymaras conocen el grano de quinua como jiwra; la tradición cuenta que en épocas antiguas la cuenca del Titicaca fue azotada por sequías, siendo la jiwra una de las semillas que mitigó las temporadas de hambruna. Los Incas la llamaron chisiya mana, que en idioma quechua significa “Madre de todas las semillas”. Más

La mortalidad infantil disminuye, pero no el despilfarro de alimentos

La mortalidad infantil disminuye, pero no el despilfarro de alimentos

El Fondo de la ONU para la Infancia, UNICEF, anunció la semana pasada que la mortalidad de niños se redujo a la mitad con respecto a las cifras registradas en 1990. También UNICEF nos recuerda que el 45% de esas muertes ocurren por desnutrición infantil. Por otro lado, un tercio de la comida que se produce en el mundo acaba en la basura.

En resumen, el estudio realizado entre otros por UNICEF señala que durante el año 2012, aproximadamente 6,6 millones de niños en todo el mundo –18.000 niños al día– murieron antes de cumplir cinco años, aproximadamente la mitad de niños menores de cinco años que murieron en 1990. Además de la desnutrición, UNICEF remarca que también es clave luchar contra enfermedades evitables como la diarrea, problemas pulmonares y el paludismo.  Más

Un día en la vida de Basilea

Un día en la vida de Basilea

Desde Perú, Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

Seguramente Basilea, una campesina quechua que vive en una pequeña y aislada comunidad de Puno (sureste del Perú), nunca ha escuchado hablar de las cifras del macro crecimiento económico y el boom de la construcción que se observa en los centros urbanos peruanos. Ella se entera de lo que ocurre más allá de las montañas por intermedio de algún vecino, porque con suerte aparece una radio, o alguien se acuerda de su familia en campaña electoral.

El día para ella comienza a las 4 de la mañana. Tiene 3 hijos, que cría al tiempo que se encarga de preparar el fuego, cocinar y trabajar en el campo. Su marido no está porque según nos cuenta trabaja en la construcción, lejos de casa, y aparece de cuando en cuando (a juzgar por el gesto de Basilea, eso no ocurre con mucha frecuencia). Más