Salud

Relato sobre la violencia hacia las niñas y mujeres en Nicaragua

Relato sobre la violencia hacia las niñas y mujeres en Nicaragua

Por Omar Treminio, director de Global Humanitaria en Nicaragua

Flor recién había cumplido 8 años cuando el empobrecimiento de la familia llevó a su hermana mayor, de 10 años, a trabajar en las tareas de la casa de una vecina, en San Carlos, al sur del país. Una tarde, mientras Flor la visitaba, sus ojos fueron cubiertos con una manta, atados sus brazos y fue amenazada de muerte si decía algo. El “señor de la casa” aprovechó la ocasión para violarla, de lo cual su hermana  ya había sido víctima. El “señor de la casa” (como lo llamó Flor) es de profesión periodista, de aproximadamente 40 años.

Bajo amenaza, Flor decidió hablar con una señora vecina por miedo y dolor y no contarle nada a su mamá. Entonces la vecina acudió al juzgado de la localidad informando al juez de lo que sabía, pidiéndole que le hicieran el análisis médico del caso. El análisis fue practicado a las dos niñas y en ambos casos el dictamen del médico forense concluyó lo mismo: ambas habían sido violadas. Más

800 millones de personas eligen a sus gobernantes en la India

800 millones de personas eligen a sus gobernantes en la India

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

“La imagen internacional de la India está comúnmente vinculada a sus resultados económicos. Y de hecho se ha agrupado con China, Rusia y Brasil como una de las economías emergentes en un bloque conocido como BRIC. Sin embargo, una encuesta realizada por la Fundación Thomson Reuters expresa que la India es el cuarto lugar más peligroso del mundo para las mujeres, independientemente de la clase, la casta o la religión a la que pertenezcan (según este estudio, el primer lugar lo ocupa Afganistán)”, escribía recientemente en nuestro blog Uttara Ray, técnica de nuestra contraparte en la India.

Precisamente, la grave situación de las niñas y mujeres de la India es mencionada por muchos analistas como uno de los desafíos del próximo gobierno del país asiático. En estos días, más de 800 millones de personas votan a sus gobernantes, en una elección que comenzó la primera semana de abril y concluirá el 12 de mayo. Hasta el momento, las encuestas dan como favorito al conservador Narendra Modi, pero sin que se le pronostique una mayoría sólida. “La campaña estuvo dominada por los problemas de corrupción y la alta inflación”, señala un artículo de la agencia BBC. Más

Colombia registra el mayor número de muertes por minas terrestres en 2013

Colombia registra el mayor número de muertes por minas terrestres en 2013

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria

Colombia es el país donde se da el mayor número de muertes a causa de las minas antipersonales, a pesar de que ha habido una reducción continua desde 2006. El año pasado, el estallido de estas armas acabó con la vida de 359 personas.

A comienzos de este mes, el director de programas del Servicio de Acción de Minas de la ONU, Paul Heslop, remarcó que hace 20 años las minas causaban la muerte o heridas a una persona cada 20 minutos. “Se ha avanzado muchísimo, pero debemos seguir trabajando para erradicar totalmente estas armas”, indicó. Más

“¿Qué hacéis por la gente de aquí?”

“¿Qué hacéis por la gente de aquí?”

Por Belén González, delegada de Global Humanitaria, Asturias*

A menudo, en el transcurso de las sesiones de sensibilización que llevamos a cabo, me plantean por qué las ONG no nos centramos en trabajar dentro de nuestro país, o me  preguntan directamente “¿qué hacéis vosotros aquí?”.

Quizás algunos crean que unas personas merecen más atención que otras por vivir más cerca, pero lo cierto es que todos tenemos los mismos derechos y merecemos la misma consideración. No sobra ninguna causa sino que faltan manos para todas. Nadie amerita más privilegios que el resto y por eso se necesita trabajar por los derechos de todos. Más

Día del agua: de realismo mucho, de mágico nada

Día del agua: de realismo mucho, de mágico nada

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

Cuando llegué por primera vez a trabajar a Tumaco (Colombia), en el año 2000, hacía muy poco tiempo se había creado el barrio de invasión (asentamiento) llamado 11 de noviembre, día en el que Cartagena de Indias se declaró independiente de España en 1811. Pero aquel panorama nada tenía que ver con emancipación alguna, ni con el realismo mágico de Macondo. Mejor dicho: de realismo mucho, de mágico nada.

El 11 de noviembre se asentaba sobre un vertedero, uno de los mayores basurales de esa ciudad-puerto situada al sur del país, que tenía por entonces unos 150.000 habitantes. Encima de los desechos orgánicos e inorgánicos los recién llegados habían montado senderos con estrechos tablones, los mismos con que construyeron sus chabolas. Así se fueron amontonando decenas de familias.

Entre la consternación y la indignación, mis ojos de principiante vieron cómo la putrefacción de la comida y los excrementos humanos se mezclaban con el de las gallinas y los perros, fundidos a su vez con miles de bolsas de plástico y botellas de vidrio. Para las ratas, un banquete. Sobre ese mismo “terreno” correteaban los niños, que jugaban, reían y también tosían, roncamente, como una persona de 60 años. Recuerdo que una alborotada nube de moscas y mosquitos los perseguía. Más

Violencia machista y resistencias al cambio

Violencia machista y resistencias al cambio

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

“La pobreza tiene nombre de mujer. Las mujeres (del campo) que son agredidas viajan hasta la comisaría más cercana, horas, gastan el poco dinero que tienen, caminan y cuando llegan, muchos funcionarios les dicen que vayan más tarde. La mujer que vive en el campo no tiene otro remedio que volver a la casa y seguir con la misma situación, compartiendo el mismo techo con su agresor”.

Así lo ha comprobado Belia Quiñones, quien lleva 20 años trabajando como abogada, defendiendo los derechos de las mujeres del campo, las más vulnerables de Perú. Buena parte de ese tiempo lo ha dedicado a luchar contra la violencia doméstica, a cambiar esquemas machistas y a fortalecer la ley. “Pero las resistencias son grandes”, indica la abogada. “Tenemos que sensibilizar a la población a todos los operadores que intervienen cuando se da un caso de violencia contra una mujer. Medicina legal, jueces, fiscales y funcionarios policiales están rotando permanentemente de un puesto a otro”. Más

¿De dónde proviene el cacao que consumimos?

¿De dónde proviene el cacao que consumimos?

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

El 40% del cacao que se produce en el mundo procede de Costa de Marfil. El grano de cacao viaja desde el país africano para convertirse en uno de los mayores negocios de las grandes multinacionales que comercian distintas marcas de chocolate en todas sus variedades.

La industria y el mercado de chocolate mueven miles de millones de dólares al año; el chocolate es el sabor favorito del 52% de los estadounidenses. Hershey Company, la principal productora de ese país, registró en 2012 ventas por más de 6 billones de dólares.

Pero este brillante negocio tiene un lado oscuro, enseñado en varios documentales, el último de ellos difundido en 2010: “El lado amargo del chocolate”, en el que sus directores Miki Mistrati y Roberto Romano revelan la explotación de niños en las plantaciones de cacao en ese país del África Occidental. Más

Niños trabajadores reclaman derechos en Bolivia

Niños trabajadores reclaman derechos en Bolivia

Por Iris Alandia y Lilian Lima, desde Cochabamba

Un reciente informe de la  Defensoría del Pueblo, sobre la situación del trabajo infantil en Bolivia, señaló que en este país hay 850.000 niños y adolescentes trabajadores, cifra que representa el 28 % de la población de entre cinco y 17 años. De esa cifra, el 87 % se desempeña en oficios considerados peligrosos y un 77 % no es remunerado porque desarrolla actividades laborales familiares. Asimismo, UNICEF, que aboga por la abolición del trabajo infantil, estima de acuerdo con un reporte, 120.000 “trabajadores” de 7 a 17 años están empleados en el sector minero, sin la seguridad correspondiente y manejando materiales peligrosos. Estos datos muestran al país, como uno de los que cuentan con las mayores cifras de niñez trabajadora  en Latinoamérica. Más

Reacciones ante la violencia machista en la India (II)

Reacciones ante la violencia machista en la India (II)

Desde Calcuta, Uttara Ray, responsable de proyectos Global Humanitaria/BSSK

La violación de una joven ocurrida hace casi un año en Nueva Delhi ha tenido un impacto decisivo en la sociedad india, poniendo de manifiesto la magnitud de la desigualdad de género y la violencia contra las mujeres en todo el país. Esa violación en grupo llamó la atención sobre una epidemia violenta a la que la mayoría de los principales periódicos dedicaron un promedio de una a tres páginas al día. Fue entonces cuando un grupo de investigadores manifestaron que la violación es sólo una de las varias formas de violencia y discriminación que acaban con la vida de casi dos millones de mujeres al año. Existe violencia sexual, violencia doméstica, infanticidio de niñas, así como el abandono infantil y la mala atención de las personas mayores que afectan a las niñas y a las mujeres mucho más que a los niños y los hombres. Más

En el Día Universal de la Infancia, un día en la vida de Ronald

En el Día Universal de la Infancia, un día en la vida de Ronald

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

Junto al equipo de Global Humanitaria Perú llegamos a la casa de Ronald en una mañana muy luminosa. Ronald tiene 9 años y vive con su familia en la zona rural de Coata, una localidad del departamento de Puno (Perú). Allí nos esperan sus padres, Jesús y Yolanda, sus dos hermanos, su abuela, una tía y una prima. Es temprano,  y de la cocina, hecha de barro y paja, sale un humo espeso que se ve desde la carretera: es hora de tomar la leche de la mañana.

La familia se pone en marcha mientras atiende a las visitas. Unos sacan leche de la vaca, otros recogen agua del pozo, abren el corral para que el rebaño de ovejas salga a pastar y luego los niños se preparan para ir a la escuela. Aquí, en medio del campo, se desplazan caminando o en bicicleta. No llega la luz eléctrica (por la noche utilizan una linterna) ni hay agua corriente. El centro de salud más cercano está en el centro de Coata, a unos kilómetros de la casa. Más