Construcción de la paz

Nuevas formas de ser solidarios

Nuevas formas de ser solidarios

Por Tania Alonso de BetterNow

¡La revolución crowdfunding ha llegado para quedarse! Los tiempos cambian, y nosotros con ellos. Muchos hemos entendido que grandes cambios pueden empezar con gestos muy pequeños, y que muchas veces solo hacen falta ganas y motivación para hacer del mundo un lugar mejor cada día. Es por ello que Global Humanitaria se ha unido a BetterNow, una plataforma de fundraising en la que cualquier persona o grupo puede captar fondos para su ONG favorita.

Te lo ponemos muy fácil. Si quieres recaudar fondos para Global Humanitaria de forma personal, sólo tienes que crear una página de recaudación de forma gratuita en BetterNow y pedir a tus amigos, familiares o compañeros de trabajo que hagan una donación. ¿Cual es el truco? ¡La confianza! Las personas que te conocen donarán a tu recaudación, porque confían en ti y entienden por qué es tan importante para ti colaborar con Global Humanitaria. Más

La paz, centro del debate electoral en Colombia

La paz, centro del debate electoral en Colombia

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria

Tras la victoria en primera vuelta del más conservador de los candidatos a la presidencia en Colombia, Oscar Zuluaga, el periódico El Espectador señala que “la primera de las tres semanas que separan ambas elecciones presidenciales estuvo marcada por la discusión alrededor del proceso de paz con las Farc en Cuba”. La segunda vuelta electoral tendrá lugar el próximo 15 de junio.

Tras haberse manifestado en contra de estas conversaciones, ahora Zuluaga propone “una paz con condiciones”. El actual presidente Juan M. Santos, insiste con vehemencia “en que los colombianos deben apoyar la paz dándole su voto”, según recoge el portal otramerica.com.  Con una abstención cercana al 60 por ciento, Zuluaga obtuvo en primera vuelta más del 29 por ciento de los votos, y Santos un 25,5 por ciento.

De acuerdo con una encuesta citada por El Periódico, fue que el 37% de los bogotanos están de acuerdo en que no se debe perdonar a los guerrilleros en caso de que se llegue a un acuerdo con este grupo insurgente, así como el 63% coincidió, en que no se les debe dar participación política, mientras que el 53 y 54 por ciento de los encuestados consideran que no están siendo sinceros con Colombia en los diálogos.

Es un hecho que asuntos como la sanidad, la educación, la vivienda o el acceso a la tierra, quedarán fuera de escena en estos días de campaña electoral. “Esta campaña sucia, desafortunadamente, les resta toda autoridad moral a quienes tendrían el legítimo derecho de asumir la vocería de esas víctimas (de la violencia armada). Y ahí sí ganan las Farc, que seguramente estarán durmiendo con la conciencia tranquila”, remarca la politóloga Natalia Springer en El tiempo.

+ info: Proyectos de Global Humanitaria en Colombia.

Imagen: eltiempo.com

Para no olvidar: el genocidio guatemalteco permanece impune

Para no olvidar: el genocidio guatemalteco permanece impune

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

Esta semana se cumple un año de la anulación de la condena a 80 años de prisión al dictador guatemalteco Efraín Ríos Montt, quien había sido declarado culpable de liderar el genocidio de 1.771 indígenas mayas-ixiles, cuando era gobernante de facto entre 1982-1983.

La sentencia del militar había marcado un hito, ya que se trataba de la primera condena por genocidio a un exmandatario ante un tribunal nacional. Cabe recordar que la anulación se produjo debido a que la Corte Constitucional indicó que la decisión se basó en un error de procedimiento al dictarse sentencia sin esperar el resultado de una recusación que introdujo la defensa.

La jueza que dictó esa sentencia, Yassmín Barrios, recibió una notificación del Tribunal de Honor del Colegio de Abogados y Notarios que ordenaba su inhabilitación profesional por un año, pero no lo consiguieron. Por motivos de seguridad, hoy Barrios debe trasladarse con vigilancia policial y es objeto de críticas, sobre todo de índole machista. Más

Colombia registra el mayor número de muertes por minas terrestres en 2013

Colombia registra el mayor número de muertes por minas terrestres en 2013

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria

Colombia es el país donde se da el mayor número de muertes a causa de las minas antipersonales, a pesar de que ha habido una reducción continua desde 2006. El año pasado, el estallido de estas armas acabó con la vida de 359 personas.

A comienzos de este mes, el director de programas del Servicio de Acción de Minas de la ONU, Paul Heslop, remarcó que hace 20 años las minas causaban la muerte o heridas a una persona cada 20 minutos. “Se ha avanzado muchísimo, pero debemos seguir trabajando para erradicar totalmente estas armas”, indicó. Más

“¿Qué hacéis por la gente de aquí?”

“¿Qué hacéis por la gente de aquí?”

Por Belén González, delegada de Global Humanitaria, Asturias*

A menudo, en el transcurso de las sesiones de sensibilización que llevamos a cabo, me plantean por qué las ONG no nos centramos en trabajar dentro de nuestro país, o me  preguntan directamente “¿qué hacéis vosotros aquí?”.

Quizás algunos crean que unas personas merecen más atención que otras por vivir más cerca, pero lo cierto es que todos tenemos los mismos derechos y merecemos la misma consideración. No sobra ninguna causa sino que faltan manos para todas. Nadie amerita más privilegios que el resto y por eso se necesita trabajar por los derechos de todos. Más

Consecuencias del conflicto colombiano en Tumaco

Consecuencias del conflicto colombiano en Tumaco

Por Fernanda Luna, responsable de comunicación de Global Humanitaria Colombia.

En Tumaco, la vulneración de los derechos de sus habitantes como consecuencia del conflicto armado, es parte del día a día. En el municipio colombiano parecen confluir todos los males: la pobreza, la injusticia, las formas más desgarradoras de violencia contra los niños y las niñas, contra las mujeres.  

“Yo recuerdo que estaba en el puesto de frutas cuando me llamaron para decirme que le habían disparado a mi niña, yo salí corriendo y no sabía qué hacer, ni siquiera lloré, me quede ahí como paralizada y reaccioné cuando vi que la traían alzada. Tenía 12 años cuando me la mataron, le disparó otro niño de la misma edad porque no quiso darle un helado que se estaba comiendo”.  Es lo que recuerda María, una de las cientos de mujeres tumaqueñas que han vivido de forma descarnada la violencia en su territorio.  

Según el último informe forense de medicina legal, en 2012 se registraron en Tumaco 237 homicidios, y según la diócesis de Tumaco sólo de enero a septiembre de 2013 se produjeron 178 muertes violentas, víctimas de las guerrillas, de las bandas armadas los Rastrojos , los Urabeños, las Águilas Negras, y de la influencia directa del narcotráfico. Más

Violencia machista y resistencias al cambio

Violencia machista y resistencias al cambio

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

“La pobreza tiene nombre de mujer. Las mujeres (del campo) que son agredidas viajan hasta la comisaría más cercana, horas, gastan el poco dinero que tienen, caminan y cuando llegan, muchos funcionarios les dicen que vayan más tarde. La mujer que vive en el campo no tiene otro remedio que volver a la casa y seguir con la misma situación, compartiendo el mismo techo con su agresor”.

Así lo ha comprobado Belia Quiñones, quien lleva 20 años trabajando como abogada, defendiendo los derechos de las mujeres del campo, las más vulnerables de Perú. Buena parte de ese tiempo lo ha dedicado a luchar contra la violencia doméstica, a cambiar esquemas machistas y a fortalecer la ley. “Pero las resistencias son grandes”, indica la abogada. “Tenemos que sensibilizar a la población a todos los operadores que intervienen cuando se da un caso de violencia contra una mujer. Medicina legal, jueces, fiscales y funcionarios policiales están rotando permanentemente de un puesto a otro”. Más

Rita Banerji, activista india: “Intentan normalizar la violencia hacia las mujeres”

Rita Banerji, activista india: “Intentan normalizar la violencia hacia las mujeres”

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria. 

La activista, escritora y fotógrafa india Rita Banerji impulsa 50 millones de desaparecidas, una campaña que denuncia y busca frenar el asesinato sistemático de mujeres en La India, el cuarto más peligroso del mundo para las mujeres. Con motivo del Día Internacional de la Mujer (8 de marzo), Banerji explica a Global Humanitaria cuáles son las claves de esta campaña.

“Todos quienes hemos crecido en la India hemos escuchado historias de bebés, niñas abandonadas o sobre las mujeres muertas por la dote. Incluso en mi familia que es muy educada, de clase media alta, hubo casos de violencia. Las mujeres en la India tratan de decirle a las chicas que esto es “normal “, o que son “cosas que suceden”, entre otras. Tratan de hacernos aceptar la violencia desde muy jóvenes por nuestra parte, un lavado de cerebro. Pero siempre me ha irritado”, señala la activista. Más

Niños y adultos víctimas de trata en Nepal

Niños y adultos víctimas de trata en Nepal

Desde Nepal, Surendra Bajracharya director de Global Humanitaria/HTC

Nepal es uno de los países pobres y menos desarrollados del mundo; casi un tercio de su población vive por debajo del umbral de la pobreza. La agricultura es el pilar de la economía, representa el medio de vida para las tres cuartas partes de la población y un tercio del PIB. Su población es de aproximadamente 30 millones.

En este país millones de personas son explotadas y sometidas a un régimen de esclavitud, en la prostitución, la servidumbre involuntaria, trabajando en fábricas o como niños soldados. Esta “industria” criminal es la tercera más grande después de la venta de armas y el tráfico de drogas. Se estima que 27 millones de personas en todo el mundo son víctimas de la esclavitud. De ellos, el 50 % son niños. Más

Tumaco y las realidades paralelas en Colombia

Tumaco y las realidades paralelas en Colombia

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

Lo que a todas luces es una ‘narcoguerrilla’, mezcla del inconmensurable negocio del narcotráfico y los grupos armados guerrilleros, paramilitares y bandas criminales, se ha cargado –hablando pronto y claro- 10 torres de energía eléctrica en Tumaco. Los alrededor de 180.000 habitantes del municipio han estado 20 días sin luz, escasez o falta de combustible y agua potable. Esto ha desatado una crisis con serios perjuicios para la salud de la población, entre otras cosas.

Entretanto, los medios de comunicación internacionales seguían ocupándose de las negociaciones de paz entre los guerrilleros revolucionarios de Colombia (FARC) y el Gobierno de ese país, cosa que es natural. Sin embargo, no lo es que Tumaco quedase una vez más relegado a un plano secundario y esto, evidentemente, no es casual. Hay múltiples intereses por los que el sufrimiento de esta población históricamente olvidada por ser hija de esclavos y pobre en términos materiales, no interesa. Más