Costa de Marfil

Alfabetización. El caso de las mujeres en Costa de Marfil

Alfabetización. El caso de las mujeres en Costa de Marfil

Por Cristina Saavedra, responsable de proyectos de Global Humanitaria en Costa de Marfil.

Dice la Convención sobre los Derechos del Niño, aprobada el 20 de noviembre de 1989, que “todo niño tiene derecho a la educación y es obligación del Estado asegurar por lo menos la educación primaria gratuita y obligatoria”. En Costa de Marfil alguien ha olvidado este derecho. El 50% de las niñas y el 38% de los niños no están escolarizados.

Los índices de analfabetismo en la población adulta no llevan mejor camino, especialmente en cuanto a mujeres se refiere: el 61% son analfabetas. ¿Y por qué no se hace cumplir este derecho? En el acceso a la información está la Libertad, y por tanto, cuanto menos sepamos más fácilmente manipulables seremos. Más

¿De dónde proviene el cacao que consumimos?

¿De dónde proviene el cacao que consumimos?

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

El 40% del cacao que se produce en el mundo procede de Costa de Marfil. El grano de cacao viaja desde el país africano para convertirse en uno de los mayores negocios de las grandes multinacionales que comercian distintas marcas de chocolate en todas sus variedades.

La industria y el mercado de chocolate mueven miles de millones de dólares al año; el chocolate es el sabor favorito del 52% de los estadounidenses. Hershey Company, la principal productora de ese país, registró en 2012 ventas por más de 6 billones de dólares.

Pero este brillante negocio tiene un lado oscuro, enseñado en varios documentales, el último de ellos difundido en 2010: “El lado amargo del chocolate”, en el que sus directores Miki Mistrati y Roberto Romano revelan la explotación de niños en las plantaciones de cacao en ese país del África Occidental. Más

“Para mi padre las niñas no debían ir a la escuela”

“Para mi padre las niñas no debían ir a la escuela”

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

“No he ido a la escuela porque mi madre, que no estaba con mi padre, me dejó al cuidado de mi abuela que no tenía medios económicos para enviarme a la escuela”, cuenta Nadège Kouadio, de 19 años.

Nadége ha participado en los cursos de alfabetización que Global Humanitaria y su contraparte Sapharm pusieron en marcha en Daloa, una zona especialmente afectada por la guerra civil en Costa de Marfil.

“He aprendido a contar de 0 a 100 y de 100 a 1000. A calcular con los signos de la multiplicación, sumas y restas de 3 cifras. Además de los cálculos he aprendido a leer y a escribir las letras del alfabeto de la A a la Z y puedo leer hoy libros de cuentos”relata. “Todo lo que he aprendido es interesante porque es útil dondequiera que me encuentre”. Más