Bolivia

Mes de las mujeres. Doña Leo, líder regional en Cochabamba

Mes de las mujeres. Doña Leo, líder regional en Cochabamba

“No me gusta que las cosas se dejen como están”

Por Iris Alandia, responsable de proyectos de Global Humanitaria en Bolivia

Leonarda Guevara Sandagorda, de 62 años, es una mujer quechua de la comunidad de Pampa Mamata del valle alto de Cochabamba (Bolivia).  Doña Leo, como la llaman, es una mujer respetada por muchos, por su  fuerte temple y  porque no le gusta  que “las cosas se dejen como están”. Tiene 5 hijos, 3 mujeres y 2 varones, a los que les ha impulsado a estudiar, pues no quería que pasaran por su experiencia: “yo he sufrido  por haber sido excluida por no saber  leer y escribir, en  carne propia lo padecí”, nos cuenta. Ahora, después de 30 años de lucha incesante junto a otras mujeres,  continúa al frente de la comunidad como presidenta de la Junta Escolar, y de la organización de mujeres; es además Secretaria de Relaciones de la Central Regional de Tarata.  Doña Leo se ha ganado el respeto y reconocimiento  por su liderazgo a nivel regional. Más

Migraciones en Latinoamérica: el largo viaje a la supervivencia

Migraciones en Latinoamérica: el largo viaje a la supervivencia

Desde Colombia, Leticia Jaramillo, responsable de identificación de proyectos de Global Humanitaria. 

Recorrer las comunidades latinoamericanas donde Global Humanitaria trabaja desde hace más de diez años, permite conocer realidades, historias de vida que a la distancia pueden pasar desapercibidas, pero que marcan el presente y futuro de sus habitantes, como es el caso de las migraciones.

Global Humanitaria en Guatemala, Nicaragua, Bolivia, Perú y Colombia, trabaja con comunidades de zonas rurales, donde las oportunidades laborales son escasas y los salarios precarios. La población en edad de trabajar al ver que no cuenta con opciones de generación de ingresos para satisfacer las necesidades de sus numerosas familias (5 a 7 miembros), debe pensar en emigrar, bien sea a los países vecinos, como es el caso de Guatemala a Belice; de Nicaragua a Costa Rica; de Perú a Chile, y desde Bolivia a Argentina o Brasil. Más

Para la vida, cultivando saberes

Para la vida, cultivando saberes

Por Emma Lazcano, directora de la organización boliviana CENDA*

La chacra, la parcela, es el espacio donde las familias campesinas andinas recrean sus saberes ancestrales y reproducen sus propios modos de vida en torno a la tierra,  las semillas y el agua, transitando por un ciclo agrícola al compás de los ritmos y señales de la naturaleza. A dichas familias, conocer estos ritmos y señales  les resulta ineludible,  para saber en qué momentos y cómo vienen las lluvias, por tanto, cuánto y dónde sembrar. En qué suelo depositar cuál semilla; desde dónde otra variedad. Trazando qué tipos de surcos y en qué direcciones. Más

Inseguridad y seguridad alimentaria en Bolivia

Inseguridad y seguridad alimentaria en Bolivia

Por Iris Alandia, responsable de proyectos Global Humanitaria en Bolivia.

Si bien en Bolivia ha disminuido la pobreza extrema, todavía es uno de los países más pobres de la región, cuyos niveles de ingreso no les permite a sus habitantes cubrir el coste de una canasta familiar media. El consumo de alimentos en Bolivia se concentra en pocos productos, por lo que el 63% de los hogares no cubren los requerimientos calóricos.  El área rural sigue siendo la población más pobre y afectada con altos niveles de malnutrición: el 26.5% de niños menores de 5 años presentan desnutrición crónica. Más

Bolivia: educar para la vida

Bolivia: educar para la vida

En territorio boliviano viven 10 millones de personas, de las cuales 6 se encontraban en condiciones de pobreza en 2007 (Programa de la ONU para el Desarrollo). Bolivia es uno de los países más desiguales de la región en términos de ingreso. Y esta desigualdad se refleja también en términos lingüísticos, ya que el castellano ha prevalecido frente al quechua, aimará o guaraní, entre otros, en distintos ámbitos de la vida pública.

“La lengua aparece como un factor muy importante de posicionamiento social y discriminación”, dice a Global Humanitaria la pedagoga cochabambina Magali Arandia. “Es un proceso duro y complejo, en el que enfrentamos odio y racismo. Las clases dominantes han sido afectadas en sus intereses sociales y económicos y por eso muchos están disconformes. Hay que asumir el cambio que nos permita vivir en un país más justo, con dignidad”, subraya Magali. Más