38% de las marfileñas son víctimas de la mutilación genital

Un 38% de las mujeres y niñas de Costa de Marfil continúan siendo víctimas de la ablación o mutilación genital pese a que esta práctica fue abolida en el país en 1998, según señala Unicef.

El fondo de la ONU para la infancia añade que los países de África del norte (desde el Atlántico hasta el llamado “cuerno africano”) y de Medio Oriente siguen practicando la ablación, afectando la vida de más de 130 millones de niñas y mujeres.

Con respecto a Costa de Marfil, donde Global Humanitaria lleva a cabo proyectos de cooperación, Unicef explica que la ley se está cumpliendo de forma progresiva. La guerra, la violencia machista y la falta de información y concienciación han impedido que la ablación deje de realizarse sobre todo en los pueblos.

“Lo que todavía recuerdo es que cuando acabaron de circuncidarme y me hicieron levantarme, las que estaban delante de mí se sentaban sobre hojas. Vi sangre por todas partes. Este miedo, todavía lo tengo dentro de mí. Debido a esto tengo miedo de los hombres, de los chicos. No sabía si todo lo que me harían abajo sería doloroso. Incluso hoy en día, esto sigue en mi cabeza”, señaló a Unicef Kioula Kone, de 51 años.

Desde las Naciones Unidas advierten de las consecuencias físicas y psíquicas provocadas por la mutilación: traumas, hemorragias, quistes dérmicos e incluso muerte súbita. “Tengo problemas para orinar. La orina va por su cuenta. Cuando me tumbo se va para abajo, no soy capaz de controlarla”, explica otra joven marfileña.

En 2012, en Costa de Marfil 12 mujeres mutiladoras fueron condenadas por la justicia. Pero queda mucho por hacer para detener este flagelo que quienes lo practican lo justifican esgrimiendo razones religiosas, sociológicas o sexuales.

“La educación, el conocimiento, la formación y la concienciación de toda la sociedad son herramientas fundamentales para la erradicación de prácticas tan agresivas, y discriminadoras como esta”.

Imagen: 24 noticias. // + info: UNICEF