244 millones de migrantes en el mundo

En los últimos 15 años el número de número de personas que viven fuera de su país de origen ha aumentado un 41%. Según un informe publicado recientemente por la ONU, en el 2015 la cifra de migrantes en el mundo alcanzó los 244 millones, de los cuales 20 millones son refugiados.

Wu Hongbo, Subsecretario General de Asuntos Sociales y Económicos de la ONU, afirmó que “el aumento del número de migrantes internacionales refleja la creciente importancia de la migración internacional, que se ha convertido en una parte integral de nuestras economías y sociedades”.

Europa es el mayor receptor de migrantes del planeta, con unos 76 millones, aunque seguido muy de cerca por Asia, que acoge a 75 millones. Mientras, Norteamérica cuenta con 54 millones, África con 21 millones, Latinoamérica y el Caribe con 9 millones y Oceanía con 8.

En gran parte del mundo, según las cifras de la ONU, las migraciones ocurren principalmente entre países del mismo continente, especialmente en África y en Asia, donde un 87% y un 82% de los migrantes, respectivamente, proceden de Estados de la misma región.

Ese porcentaje baja al 66% en Latinoamérica y al 53 % en Europa, mientras en Norteamérica y en Oceanía casi la totalidad de los inmigrantes nacieron en otras zonas del mundo.

Los migrantes están repartidos en género casi por igual: el 48% son mujeres.

En 2015, la edad promedio de los migrantes fue de 39 años y el 15% tenían menos de 20 años. Naciones Unidas señaló que los migrantes internacionales pueden contribuir a reducir la tasa de dependencia (la relación entre la población dependiente y la población productiva) sólo en algunas naciones, pero a largo plazo no frenarán la tendencia al envejecimiento de los habitantes de esos países. Para todas las regiones principales del mundo se prevé una mayor tasa de dependencia para 2050.

Ante estos datos,  la ONU señaló la imperiosa necesidad de conseguir que los movimientos de población sean más seguros y ordenados, aunque no han concretado la manera de llevarlo a cabo…